La semana volvió a cerrar con saldo negativo para los precios de la soja

El balance dejó una quita del 4,82% en Rosario, donde la oleaginosa cerró en $ 3950; del 1,84% fue la baja en Chicago

Por segunda semana consecutiva, el balance fue negativo para los precios de la soja en el mercado disponible local y en la Bolsa de Chicago foto: Archivo

r segunda semana consecutiva, el balance fue negativo para los precios de la soja en el mercado disponible local y en la Bolsa de Chicago. Entre los factores que prolongaron la tendencia bajista se destacaron, en la plaza doméstica, la firmeza del peso frente al dólar, que le restó capacidad de pago a la demanda, mientras que en el exterior influyeron el avance de la cosecha en Brasil y la previsión de una siembra 2017/2018 entre las más importantes de la historia en los Estados Unidos.

Ayer las fábricas ofrecieron en forma abierta $ 3950 por tonelada de soja con entrega inmediata para las terminales del Gran Rosario, $ 50 menos que en la jornada precedente. En el balance semanal, la oleaginosa retrocedió un 4,82% frente a los $ 4150 vigentes el viernes anterior. El FAS teórico fue calculado por el Ministerio de Agroindustria de la Nación en 4052 pesos por tonelada.

Durante la rueda, el nivel de ventas fue muy escaso. “Pensá que dos semanas atrás algunos vendedores rechazaban valores de entre 4250 y 4300 pesos por tonelada. Hoy (por ayer), sólo vendieron quienes necesitaban el efectivo para cubrir deudas, el resto optó por retirarse de la plaza”, contó a LA NACION una fuente del sector comercial.

Como viene sucediendo en las últimas semanas, el tipo de cambio volvió a ser un factor preponderante en la dinámica de los negocios. Ayer la relación peso/dólar (tipo de cambio comprador, cotización divisa, del Banco Nación) pasó de 15,40 a 15,38, pero respecto del viernes anterior, cuando se ubicó en 15,58, la divisa argentina se apreció un 1,3%.

La soja de próxima cosecha se negoció a US$ 252 por tonelada para el Gran Rosario y para Necochea, y a US$ 255 para Bahía Blanca, sin cambios. En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), las posiciones mayo y julio sumaron un dólar y terminaron la jornada con ajustes de 259 y de 263,50 dólares.

Tras cinco ruedas bajistas consecutivas, las pizarras de la Bolsa de Chicago reflejaron ayer repuntes de US$ 0,73 y de 0,64 sobre los contratos marzo y mayo de la soja, cuyos ajustes resultaron de 372,40 y de 376,35 dólares por tonelada. En el balance de la semana estas posiciones retrocedieron un 1,84 y un 1,82% frente a los precios vigentes el viernes anterior, de 379,38 y de 383,33 dólares.

En Brasil, la cosecha de soja se encamina hacia el 30% del área apta, con rindes que siguen sorprendiendo. Tan es así que el miércoles, la firma brasileña Agroconsult elevó su estimación de 105,30 a 107,80 millones de toneladas. Ayer sumó influencia bajista la devaluación del real frente al dólar, que llevó la paridad de 3,058 a 3,114. De acentuarse, este movimiento le brindará una mayor competitividad a la mercadería brasileña y podría destrabar ventas en el mercado físico del segundo mayor productor global y del primer exportador de la oleaginosa.

El otro dato que presionó a la baja el valor de la soja estadounidense fue la certeza de los operadores en cuanto al importante incremento que mostrará el área sembrada en la campaña 2017/2018 en los Estados Unidos que, según el USDA será de 33,78 a 35,61 millones de hectáreas (como se amplía por separado).

Tampoco resultó constructivo para las cotizaciones de la soja el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos. En efecto, ayer el USDA relevó ventas 2016/2017 por 413.600 toneladas, por debajo de las 890.000 toneladas del reporte anterior y del rango previsto por el mercado, de 550.000 a 850.000 toneladas.

Trigo y maíz

Por tonelada de trigo condición cámara, los exportadores pagaron ayer $ 2600 para las terminales del Gran Rosario y $ 2550 para Bahía Blanca, sin cambios. Para Necochea los interesados también ofrecieron $ 2600, pero allí el valor implicó una baja de 50 pesos. Según la plataforma oficial Siogranos, durante la jornada se comercializaron 93.596 toneladas del grano fino.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires informó que los molinos pagaron entre 2300 y 3000 pesos por tonelada de trigo, según calidad, procedencia y forma de pago.

En el Matba, las posiciones marzo y julio del trigo perdieron US$ 2,50 y 3,30, en tanto que sus ajustes fueron de 173 y de 176,20 dólares.

La jornada también fue negativa para las cotizaciones del trigo en los Estados Unidos, dado que el contrato marzo en Chicago y en Kansas resignó US$ 2,48 y 1,47, al cerrar con un ajuste de 158,46 y de 166,73 dólares. En el balance semanal, esta posición perdió un 2,21 y un 0,91% frente al valor vigente el viernes anterior, de 162,04 y de 167,64 dólares, respectivamente.

Acerca del maíz argentino, la exportación ofreció ayer entre 2400 y 2450 pesos por tonelada. El cereal para entregas durante el mes próximo se mantuvo estable en US$ 157 para Bahía Blanca y en US$ 150 para el Gran Rosario. En el Matba, el contrato abril cayó US$ 2,10 y cerró con un ajuste de 152,50 dólares.

En Chicago, las posiciones marzo y mayo del maíz bajaron US$ 0,59 y 0,69, en tanto que sus ajustes fueron de 143,30 y de 145,96 dólares. En el balance semanal, estos contratos perdieron un 1,15 y un 1,26% frente a los precios vigentes el viernes anterior, de 144,97 y de 147,83 dólares.

Preocupa el menor ritmo de ventas en Brasil

SAN PABLO (Reuters).- La resistencia de los agricultores a vender soja y maíz de la actual cosecha brasileña pone en riesgo las previsiones más optimistas de exportación del país y ha llevado a las empresas comerciales multinacionales a pagar valores más caros para completar los buques en el inicio del ciclo de embarques.

Entre las razones de la retracción de la oferta se destacan la apreciación del real frente al dólar y un nivel de precios en Chicago que no estimula a los vendedores. “El mercado está nervioso. La línea de buques que esperan para cargar está atorada y falta mercadería en los puertos. Los exportadores están pagando un alto precio en el mercado físico de la soja”, dijo el consultor Luiz Claudio Santos.

Deja un comentario