La sequía en la zona núcleo hará caer 26% las exportaciones de maní.

De acuerdo a una nueva estimación de producción, oferta y demanda del ciclo 2017/18 que publicó hoy la Cámara Argentina de Maní (CAM).

cosecha de mani

Al respecto, la Bolsa de Cereales de Córdoba advirtió recientemente que es el cultivo más perjudicado por la falta de lluvias es el maní.

El informe de la CAM, elaborado con datos aportados por la industria hasta el 31 de marzo, advierte que “la aguda sequía sufrida por la zona núcleo durante el ciclo 2017/18 ha afectado significativamente los rindes estimados, marcando una disminución de la producción de maní en grano que se espera ronde el 21 por ciento respecto de la cosecha inmediata anterior”.

A valores reales, se espera una producción en grano de alrededor de un millón de toneladas, cuando hace un año fueron 1,2 millones.

Si bien este año no hubo pérdida de superficie sembrada como sí hubo en 2016/17 por inundaciones, la falta de agua derrumbó los rindes, de un promedio de 21,8 quintales por hectárea el año pasado a 16,3 quintales que se aguardan para el ciclo 2017/18. 

De esta manera, el saldo disponible para exportar se reducirá de 541.321 toneladas a 400.913; es decir, un 26 por ciento. 

El presidente de la Bolsa de Cereales de Córdoba e integrante de la Cámara del Maní, Luis Macario, estimó que esto significa una pérdida para la industria de entre 270 y 300 millones de dólares.

Fuente: Agrofy News

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.