La Sociedad Rural asegura que eliminar las retenciones poco afectaría las arcas del Estado.

Mientras el Gobierno se niega a eliminar las retenciones al campo, pese al reclamo de las entidades del sector por la pérdida de rentabilidad, estos tributos tienen cada vez menos peso sobre la recaudación total. Después de haber representado históricamente para el Estado un mes de recaudación, hoy significan apenas 14 días, según publica La Nación.

010

Ese dato se desprende de un informe realizado por el Instituto de Estudios Económicos y Negociaciones Internacionales de la Sociedad Rural Argentina (SRA), que tomó la recaudación diaria de la AFIP hasta el 31 de octubre pasado (convertida a dólares, equivale a US$ 478,5 millones) y proyectó el cobro de retenciones en los cultivos de la campaña actual, 2015/2016, para determinar a cuánto equivaldrá el aporte de los derechos de exportación en términos de recaudación diaria.

 Según los cálculos del instituto, las retenciones de la nueva campaña contribuirían con US$ 6766,3 millones. Considerando el nivel que tuvo la recaudación diaria hasta octubre pasado, ese dinero representaría 14,14 días, de acuerdo al informe.

Desagregados los cultivos, el peso de los derechos de exportación del trigo en la recaudación es de 0,4 días (US$ 211,6 millones) y el del maíz asciende a 0,7 días (US$ 332,1 millones). En tanto, el girasol representa 0,01 días; las economías regionales, 0,02 días, y la carne vacuna, 0,3 días.

El complejo sojero (granos y subproductos) es el que tiene mayor incidencia. Las retenciones de este cultivo suman US$ 5588,1 millones, equivalentes a 12 días de recaudación. Influye que la oleaginosa paga la tasa más alta del sector: 35%. Le siguen el grano de girasol (32%), el trigo (23%) y el maíz (20%).

016

Para Ernesto Ambrosetti, economista jefe de la Rural, el peso de los derechos de exportación sobre la recaudación impositiva total equivalía a un mes en 2008/2009, pero ahora cayó al nivel de 14 días.

 “Bajó porque las retenciones perdieron incidencia ante el impuesto a las ganancias, que no se puede ajustar por inflación; el IVA, Bienes personales y la inflación. La inflación ha generado ingresos por su impacto en otros impuestos y disminuyó el peso de las retenciones”, explicó.

Fuente: Edición Rural.

Deja un comentario