La soja y el maíz volvieron a caer en Chicago, en una hostil jornada bursátil

Las bajas fueron del 2,1% para la oleaginosa y del 2,8% para el cereal; influyeron las cosechas, el petróleo y Wall Street

Resultado de imagen para bolsa de chicago

Por segunda jornada consecutiva, cayeron ayer los precios de la soja y del maíz en la Bolsa de Chicago, donde a los fundamentos bajistas propios, como las sendas cosechas récord previstas para los Estados Unidos, se sumaron el descenso del petróleo, que influyó sobre el mercado de los agrocombustibles, y los importantes quebrantos de los principales indicadores bursátiles en Wall Street, que impulsaron ventas en el sector especulador, a fin de cubrir el rojo en la plaza financiera.

Al momento de fijar los ajustes de la rueda, las pizarras de Chicago mostraron quitas de US$ 7,44 y de 7,26 sobre los contratos noviembre y enero de la soja, cuyos precios resultaron de 346,86 y de 348,70 dólares por tonelada. Durante la jornada, los fondos de inversión especuladores liquidaron unos 11.000 contratos, equivalentes a poco más de 1,5 millones de toneladas.

En el mercado de la oleaginosa, los operadores todavía no lograron ajustar sus expectativas al nuevo escenario planteado anteayer por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) en su reporte mensual sobre oferta y demanda de granos, en el que elevó de 110,50 a 114,33 millones de toneladas el volumen de la cosecha de soja 2016/2017.

Frente a la sobreoferta estadounidense, en el corto/mediano plazo todo lo que tenga que ver con la demanda gravitará con fuerza sobre los precios. Y, en ese sentido, la reducción de 87 a 86 millones de toneladas de las importaciones chinas no fue un indicador alentador. Tampoco lo fue el rango de precios previsto por el USDA para el ciclo comercial, que va de 304,97 a 360,09 dólares por tonelada.

En el caso del maíz, las pizarras reflejaron ayer bajas de US$ 3,74 y de 3,64 sobre las posiciones diciembre y marzo, cuyos ajustes fueron de 129,91 y de 134,15 dólares por tonelada. Las ventas de los fondos especuladores en la plaza del cereal totalizaron 9500 contratos, según el reporte diario de la agencia Reuters, y fueron equivalentes a poco más de 1,2 millones de toneladas.

Cayeron los precios de la soja y el maíz
Cayeron los precios de la soja y el maíz. 

Si bien el USDA anteayer redujo su previsión sobre la cosecha de maíz, de 384,92 a 383,38 millones de toneladas, dicho volumen, que resulta inédito para la historia agrícola de los Estados Unidos, quedó por encima de la expectativa de los operadores y ya comenzó a presionar de hecho sobre el mercado, a partir del inicio de la recolección. En efecto, en su reporte semanal sobre cultivos, el organismo informó que ya se cosechó el 5% del área apta.

Tanto para la soja como para el maíz, el cuadro bajista lo completaron ayer el petróleo, cuyo valor cayó un 3%, al pasar de 46,29 a 44,90 dólares por barril, y el retroceso de los tres principales indicadores de Wall Street (Dow Jones, -1,41%; S&P, -1,48%, y Nasdaq, -1,09%).

Tras las subas del lunes, el trigo estadounidense también se negoció en baja ayer, dado que la posición diciembre en Chicago y en Kansas perdió US$ 3,03 y 2,94 al terminar la jornada con un ajuste de 147,34 y de 152,76 dólares por tonelada, respectivamente.

Sin incentivo

En el mercado doméstico, la caída externa de los precios de los granos gruesos le restaron incentivo a los negocios y se reflejaron en los magros volúmenes comercializados, sobre todo de soja. Ayer, las fábricas ofrecieron en forma abierta $ 3800 por tonelada para la zona del Gran Rosario, $ 100 menos que el lunes. “Más que un mercado, lo que vimos fue la venta de camiones sueltos, en función de las necesidades puntuales de algunos vendedores”, contó una fuente del sector comercial.

Como único dato de firmeza en el mercado de la oleaginosa, la Bolsa de Comercio de Rosario indicó que por mercadería de la próxima cosecha se propusieron US$ 250 por tonelada, sin cambios respecto del lunes. En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), en cambio, los contratos noviembre y mayo perdieron US$ 5,50 y 2,70, mientras que sus ajustes fueron de 269 y de 250,50 dólares por tonelada.

Acerca del maíz, los exportadores volvieron a proponer $ 2350 por tonelada disponible para el Gran Rosario y $ 2300 para Bahía Blanca, sin cambios. También pagaron $ 2300 para Necochea, $ 50 menos que anteayer.

El maíz de la próxima cosecha se cotizó a US$ 140 en los puertos del Sur bonaerense, sin cambios, y a 144 en Rosario, con una baja de US$ 2. En el Matba, las posiciones diciembre y abril perdieron US$ 0,50 y 1,80, al terminar la jornada con ajustes de 166,50 y de 145,20 dólares.

Respecto del trigo, los exportadores pagaron $ 2100 por cereal condición cámara y entre 140 y 145 dólares por grano de la próxima cosecha. En el Matba, la posición enero bajó US$ 3,50 y cerró en 143,50 dólares.

Fuerte adelanto de la compra de cereales 2016/17

Según las cifras semanales sobre compras, ventas y embarques publicadas ayer por la Dirección de Mercados Agrícolas del Ministerio de Agroindustria de la Nación, la comercialización conjunta de trigo y de maíz del ciclo 2016/2017 registra un fuerte adelanto respecto de igual fecha de 2015.

En efecto, al 7 del actual la exportación ya compró 4.342.600 toneladas de cereales (1.004.300 toneladas de trigo y 3.338.300 toneladas de maíz), un 922,5% por encima del volumen negociado un año atrás, de 424.700 toneladas (220.400 toneladas del grano fino y 204.300 toneladas del grano grueso).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.