LAS CONDICIONES CLIMÁTICAS CORTOPLACISTAS SON FAVORABLES PARA LOS CULTIVOS

En el norte de Córdoba, las lluvias serían más frecuentes en la Primavera que en el Verano.

Lluvia_Sol

El Dr. Juan Leónidas Minetti, Investigador del CONICET y experto en Ciencias Meteorológicas, disertó ayer en la Sociedad Rural local sobre “Clima y Mercado. Fluctuaciones del clima en gran escala, su incidencia en los precios internacionales de los cereales y qué podemos esperar del clima en la provincia de Córdoba en la campaña agrícola 2014-15”.
En su laboratorio, Minetti se dedida a estudiar la variabilidad en el cambio climático y arribó a la conclusión que, entre los factores importantes que intervienen en la decisión de las empresas agropecuarias, uno muy fuerte es lo que pasa, básicamente, en el país que más reservas de granos posee luego de utilizar lo que necesita: EEUU.
Esta situación es la que le otorga capacidad de fijar precios. Como muchas veces esta capacidad tiene que ver con problemas de orden climático, en su laboratorio encararon el estudio de la variabilidad de las lluvias en la zona agrícola del país del Norte.
7322327968_8dbf85fedd_z
Seún estudios de importantes universidades, el cambio climático global aumentará la superficie agrícola mundial porque será necesario hacer crecer la agricultura, pero reducirá el número de cosechas porque las condiciones ambientales de la tierra se están poniendo más hostiles y hay una necesidad de reformular la fertilización en el suelo -las tierras aptas disminuirán-.
Analizando los resultados económicos mundiales y la evolución de los precios de los granos de este siglo, en los tres mejores períodos para los mercados hubo crisis climatológicas en algún granero importante del mundo: Sudamérica, Rusia o EEUU.
Para el meteorólogo invitado ayer, los precios no descenderán en forma constante y la baja actual tiene que ver con la última sequía en EEUU, ocurrida en 2012.
Este año llevan acumulada una buena cantidad de agua y está empezando una sequía cuando ya tienen humedad en el suelo.
Pero la  tendencia es que el índice de sequía tienda a crecer.
La primera conclusión es que cambiará el panorama internacional en términos de precios.
images (10)
¿Y más al Sur?
En general, el calentamiento global provoca mayores lluvias en la zona ecuatorial y secas en la zona subtropical. Por eso los expertos dicen que están apareciendo condiciones que favorecen a los extremos.
En Argentina, la zona continental está mucho más seca que el Sudeste de Buenos Aires, que tiene excesos y áreas inundadas.
Todas las irrupciones del Niño, relacionadas a la temperatura en el Pacífico, fueron entre abril y mayo.
El NOA y el NEA se están poniendo lluviosos, en el centro del país también está declinando el índice de sequía y en la Pampa húmeda lo está haciendo de tal modo que es la zona inundada.
Todo indica que el escenario actual es pasar de una seca a condiciones con mucha agua.
A nivel nacional, hay poco más de 58 por ciento de probabilidad de que este año haya exceso de agua, 25 por ciento de que esté normal y 16,7 de que sea bajo.
El índice de sequía está cambiando temporariamente en el último año y medio o dos años y el pronóstico dice que seguirán las lluvias.
Este año empezó a llover mucho antes que apareciera un año Niño (caliente en el Pacífico) y se  mantendrá en los próximos 11 o 12 meses.
Dónde y cuándo.
En años Niño, en los meses de octubre, noviembre y diciembre hay lluvias favorables en Córdoba.
Es que el Niño adelanta las lluvias del verano hacia la primavera. En consecuencia, enero y febrero se ponen más secos. Por lo tanto, la estrategia adecuada es aprovechar la Primavera.
Minetti cree que no se puede pronosticar en todo el país sólo teniendo en cuenta solamente el Niño y la Niña y que las sequías son importantes cuando ocurren en amplias áreas.
Luego de usar y ensayar 22 predictores y controlando la eficacia de los elegidos, concluyó que en Córdoba también estará más lluvioso en Primavera y más seco en el Verano.
Marzo será el mes con mayor área cubierta por exceso de agua en nuestra provincia.
Repasando mes por mes lo que puede ocurrir en nuestra zona, sostuvo que en enero, febrero y marzo habrá más lluvias en el Este y Noroeste de Córdoba, lindando con lo normal.
Entre la capital y Río Seco habrá una línea más normal, con un mes y medio de mayores precipitaciones.
En el corto plazo, octubre y noviembre tendrán dos períodos de lluvias importantes y la segunda quincena de diciembre habrá fecuentes probabilidades de precipitaciones.
Enero de 2015 será mezquino en las primera quincena y no influirá sobre las plantas.
Por su parte, febrero tendrá un pico de lluvia y dos picos más secos y habrá que esperar que no se generen días calurosos y secos que afecten a la soja. En principio, no ocurriría.
En líneas generales, los factores largoplacistas son favorables a la sequía y los cortoplacistas a las lluvias.
Minetti fue claro en su apreciación final: “La información es importante para la decisión”.
Por eso, contar con estos informes puede ser decisivo a la hora de planificar productivamente el año.
juan-minetti-2
fuente: EL DESPERTADOR

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.