Las lluvias dan un respiro para seguir la cosecha retrasada de Soja.

Las  cosechadoras vuelven al ruedo lentamente en la región y el tiempo parece indicar, a nivel general, un importante respiro en cuanto a nuevas precipitaciones que complicarían la recolección con calidad de los granos durante los próximos días. Sin embargo, el efecto de tanta agua abre el interrogante de sí se mantendrán los rindes.

IMG-20170328-WA0001[1]

Desde la BCR indicaron que el 70% de la región núcleo productiva tiene severos problemas de excesos hídricos y que el avance de cosecha fue sólo del 35% del área de soja de primera previo a las precipitaciones. 

Más allá de los intentos por levantar lo máximo posible, la cosecha de la oleaginosa sigue atrasada con respecto a campañas anteriores. Los rindes estaban hasta antes de las lluvias, cercanos a los 40 qq/ha en promedio para la región. 

En el noreste bonaerense hay incertidumbre. Por otra parte, hacia el noreste, los acumulados son cuantiosos. Hubo registros que superaron los 150 mm, destacándose los 320 mm en la localidad de Junín.  Esta área ha quedado comprometida y todavía deberá aguardar unos días más para entrar a cosechar. Irigoyen recibió 146 mm y Monte Buey 117, mientras que en el resto del área se registraron valores entre 20 y 80 mm.

Fuente: TodoAgro.

Deja un comentario