Las naftas volvieron a aumentar y ya acumulan una suba de 31% en el año

Las empresas justifican el alza por la devaluación. Los estacioneros critican la medida porque dicen que impactará en las ventas. La nafta súper, ya por encima de $ 17

Las naftas volvieron a aumentar y ya acumulan una suba de 31% en el año

Las petroleras decidieron aumentar los precios de las naftas y el gasoil por cuarta vez en lo que va del año. Así es como a partir de ayer, los valores en las estaciones de servicio de todo el país modificaron sus pizarras en torno al 10%, el incremento más elevado que aplicaron desde enero. De esta manera, las subas acumulan más de 30% en apenas cuatro meses. En Gran Buenos Aires y Capital Federal, la nafta súper ya está por encima de los $ 17, incluso en las estaciones de YPF, que tiene los precios más baratos del mercado. Por otra parte, la premium ahora cuesta más de $ 20. 
La medida fue criticada por dirigentes del sector de estaciones de servicio que alegaron que “no hay motivos” para el nuevo ajuste y alertaron que caerán las ventas, provocando además mayor inflación. La presidenta de la Federación de Empresarios de Combustibles de la República Argentina (Fecra), Rosario Sica, se quejó: “el amigo (refiriéndose al ministro de Energía, Juan José Aranguren) avisa con tres o cuatro días de anticipación; entonces el consumidor se fastidia mientras que el expendedor se desespera porque compró todo el stock a precio viejo y ahora lo debe vender a precio nuevo”. Asimismo, señaló que en las estaciones “la venta de combustibles ya está cayendo. Hay recesión, la industria automotriz está paralizada porque caen las ventas de autos a Brasil”. En igual sintonía, el presidente de la Federación de Entidades del Combustible, Luis Malchiodi, declaró estar “desconcertado” frente a nueva suba porque “no había motivo para este aumento”. Por su parte, el ex ministro de Economía, Domingo Cavallo, calificó al nuevo incremento como “un despropósito” y “mortal” para la economía por lo que planteó que “el gobierno debería frenarlo”. 
En las refinerías, en cambio, justifican el ajuste. Desde noviembre de 2015, cuando se realizó el último aumento de combustibles el año pasado, el dólar subió un 50%. En ese entonces el tipo de cambio se ubicaba en $ 9,68 y hoy está en $ 14,5, mientras que el crudo local bajó un 10%. En la industria alegan que el incremento en los costos netos fue de 35% y el acumulado en los valores de combustibles de 31%. Las empresas venden su producto en pesos, pero pagan por el petróleo en moneda local aunque atada al valor del dólar. Además, el precio del barril interno de crudo está por encima del internacional.

Deja un comentario