Lavagna alertó sobre el fin del cepo: “Viene una gran devaluación”

Sostuvo que con un corrimiento del dólar oficial al valor actual del blue habrá una mayoritaria transferencia a los precios internos. No obstante, el exministro de Economía consideró “demasiado baja” la cotización a diez pesos que sugiere Scioli.

Roberto Lavagna

El exministro de Economía y asesor del Frente Renovador (FR), Roberto Lavagna, alertó sobre  que si se levanta de inmediato el cepo cambiario, el 11 de diciembre próximo, gane quien gane el balotaje, habrá una “gran devaluación”.

La cuestión cambiaria está en el centro del debate porque será uno de los primeros temas que deberá atender el próximo gobierno.

Entre el oficial y el blue
“Desde que el candidato del PRO dijo que iba a levantar el cepo el primer día, yo opiné que eso es imposible”, afirmó Lavagna, y aclaró que es “coherente” con lo que pensaba antes del 25 de octubre, cuando la propuesta del FR era aún una opción electoral.

Consideró que el tipo de cambio de diez pesos por dólar que propone el candidato del Frente para la Victoria (FpV), Daniel Scioli, es “muy bajo”, pero advirtió de que tampoco se puede ir a un valor igual al denominado dólar blue, cercano a 16 pesos, como plantea Cambiemos.

“Voceros de la Alianza PRO hablan de valores bastante elevados diciendo que ya todo se ha transferido a precios”, dijo el economista, y aclaró que no coincide con esa tesis aunque tampoco con la de sostener el dólar en torno a 10 pesos. “Creo que alguna transferencia sí se ha producido a precios pero hay muchos valores que todavía funcionan más o menos con el dólar oficial y que cualquier cambio implicará definitivamente algún traslado a inflación”, opinó.

Ante la consulta sobre si existe una posibilidad de devaluar sin trasladarla a los precios de la economía doméstica, Lavagna respondió que “sí”, aunque admitió que es “muy optimista” pensarla aplicada en la realidad argentina.

“Salvo que pongan esa devaluación en el contexto de un programa económico de fuerte reactivación, que por un aumento de la producción permita bajar costos fijos, mejorar fuertemente la productividad y no transferir a precios”, analizó.

Agregó Lavagna que sólo se podría levantar el cepo rápidamente si el país sale al exterior por “un gran endeudamiento” para que ingresen dólares o se aplica “una gran devaluación”, o “a una combinación de ambas cosas”.

Consideró, no obstante, que el cepo es “uno de los elementos más negativos” en la economía de Argentina en la actualidad, por lo que advirtió de que si bien no se lo puede hacer en un día, habría que levantarlo “lo más rápido posible”.

Mucha incertidumbre
Quien también opinó sobre el tema fue el economista Rodrigo Álvarez, de la consultora Analytica, quien consideró que abrir el cepo “en el corto plazo puede generar mucha incertidumbre”.

El especialista dijo esperar que el candidato a presidente de Cambiemos, Mauricio Macri, tome en cuenta que “sacar las manos del mercado, abrir el cepo indiscriminadamente y pasar de un extremo al otro” puede ser perjudicial porque el Banco Central “hoy no está en condiciones de absorber el shock de demanda que se puede generar”.

Dijo el economista en declaraciones radiales: “Abrir el cepo en el corto plazo puede generar mucha incertidumbre. El valor del dólar que yo tengo en la cabeza es de 14 pesos”, al tiempo que agregó que la referencia a considerar es la del “mercado más líquido, que es el de los bonos”.

Además, indicó que “sostener un dólar a 10 pesos” en la actualidad es “difícil” y explicó que en los últimos meses se aceleró el deterioro de algunas variables, como lo que está pasando con el Banco Central, que “está vendiendo entre 100 y 150 millones de dólares por día”.

“Para poner el balance del Banco Central en orden se necesita un ingreso mínimo de entre 15 mil y 20 mil millones de dólares, sobre todo si se piensa abrir el cepo de un día para el otro, como se plantea, y si se piensa sacar las manos del mercado de cambio”, sostuvo.

Deja un comentario