Los campos argentinos podrían mejor acceso a uno de los cuatro principales nutrientes

Vale define qué hará con la explotación de potasio. La inversión en Malargüe, que lleva tres años paralizada, podría reactivarse o venderse. Por primera vez, el CEO de la minera se reunió con funcionarios argentinos.

vale

La  brasileña Vale volvió a hablar en estas semanas de reactivar su proyecto para extraer potasio en Malargüe, Mendoza. Lo que suceda no sólo definirá si los campos argentinos tendrán mejor acceso a uno de los cuatro principales nutrientes. Una definición positiva también significará confianza o no el plan macroeconómico de Mauricio Macri.

Vale, la segunda mayor minera del mundo, había anun­ciado en 2011 una inversión de 6.000 millones de dólares para producir potasio en Río Colo­rado. Pero en diciembre de 
2012, con un dólar retrasado 
de seis pesos y un cepo cambiario que ya restringía, por ejemplo, la repatriación de divisas, todo se frenó.

Como sucede con otros sec­tores, si un dólar a 14 pesos es juzgado atractivo y con chances de estabilidad, el proyecto no sólo tendrá más chances de ver la luz: también será un alivio para la constitución de reservas en el Banco Central a través del ingreso de capitales.

Vale ya había invertido unos 1.500 millones de dólares en instalaciones, la primera fase de un tendido ferroviario y una estación portuaria. Pero frenó el proyecto al no llegar a un acuerdo con el gobierno de Cristina Fernández para obtener beneficios tributarios que compensaran los aumentos de costos por inflación.

La empresa pretendía producir unas 4,3 millones de toneladas anuales de potasa, una sal de potasio que, junto al nitrógeno y al fósforo, funcionan como fertilizantes esenciales para el crecimiento de los cultivos.

El futuro del emprendimiento fue tema de conversación hace unos días entre Edoardo Santana, Ceo de Vale en Argentina, y el subsecretario de Minería y Energía de Mendoza, Emilio Guiñazú. Respecto a la reunión, Guiñazú comentó que existe hoy un contexto “más amigable” para poner en marcha nuevamente el emprendimiento, y manifestó su voluntad de avanzar en el proyecto.

Alfredo Cornejo, gobernador de Mendoza, también transmitió su interés en dar ventajas impositivas locales a quien explote la mina, con la idea de recuperar el proyecto que dejaría en su provincia regalías millonarias, además de miles de puestos de trabajo. La gobernación aclaró que, si Vale finalmente no tiene interés, entonces debería apurar el proceso para transferir sus activos.

A su vez, Potasio Río Colorado, por el material que extrae y por su proceso, no colisionaría en nada con la ley antiminera 7.722, considerada por la Corte como constitucional.

Sin embargo, Brasil aún no decidió qué hacer. Está previsto otro encuentro, con fecha que aún resta definir. El emprendimiento debería reactivarse antes del 2017, sino la concesión de la Provincia se caerá y deberá volver a licitarse.

Interesados

China y Rusia parecen estar interesados en hacerse cargo del proyecto, en el caso de que la empresa brasileña decida poner en venta las instalaciones y los derechos de venta de la mina de potasio en Malargüe, según afirmó Santana, Ceo de Vale.

Deja un comentario