“Los tambos más afectados fueron los que producen menos de 3.000 litros de leche por día”

Problemática de los productores lecheros.

Resultado de imagen para lecheria

Teniendo en cuenta que los productores lecheros venían con escasa rentabilidad desde el año 2015 y donde muchos tambos cerraban debido a esta problemática, luego de las medidas tomadas desde diciembre de 2015 a la actualidad empeoró exponencialmente la situación.

En noviembre de 2015 el litro de leche costaba $ 9 el litro en el supermercado, los productores recibían entre $ 2,5 a $ 3 el litro de leche, y el maíz -uno de los alimentos básicos en la dieta- costaba $ 0,8 el kg. La relación entre lo que se pagaba en góndola y lo que cobraba el productor a campo estaba en más del 29% y el costo de los alimentos era barato. Siempre se compararon precios en góndola de leche Sancor y La Serenisima, que son las que se encuentran en todos los supermercados del país.

Posteriormente a las medidas tomadas para los granos como la quita de retenciones, devaluación de más del 50%, y la coincidencia de un alto precio de los granos a nivel internacional, sucedió que los precios en el mes de febrero pasaron a $16,5 el litro de leche en supermercado, los productores cobraban entre $ 3 a $ 3,5 el litro y el maíz pasó a costar $ 3 por kg. Esta situación fue una de las peores relaciones en la historia de la producción lechera donde hubo altos costos para los productores, precio alto en supermercado. Una participación de menos del 21% del precio en góndola fue lo que cobró el productor lechero, situación que derivó en una gran cantidad de tambos fundidos.

Resultado de imagen para lecheria

Hoy, en el mes de octubre la situación se ha estabilizado con un precio de la leche en $18,5 el litro en supermercado, $ 4 a $ 4,4 el litro es lo que cobra el productor lechero, el costo del kg de maíz es de $ 2,5 y la relación entre lo que se paga en góndola el litro de leche y lo que cobra el productor a campo es de 23,78% (que surge de dividir ambos precios de la leche 18,5/4,4).

Esta relación es muy baja comparada con el 2015 y si se la compara con lo que percibe el productor lechero en España estaríamos muy alejados. España tiene un precio del litro de leche en supermercados de 0,6 euros y el productor lechero cobra 0,29 euros el litro. Este último mes que fue el más bajo percibido en varios años en ese país. La relación es del 50% para España respecto a la de menos del 24% que se percibe en nuestro país.

Muchos pueden pensar que podría ser debido al costo del combustible pero la realidad es que eso es un mito, dado que en la zona lechera los tambos están a menos de un kilómetro de la industria y a su vez los supermercados a menos de 100 metros y sucede la misma problemática.

Los tambos más afectados fueron los que producen menos de 3.000 litros de leche por día y que poseen entre 100 a 150 vacas en ordeñe. La realidad es que estos tambos representan el 77% del total de tambos de nuestro país. Hoy según números de APLA hay más del 20% de tambos fundidos en lo que va del año, y hay un potencial de un 10% más de tambos que quedaron pendiendo de un hilo según como se muevan los precios hasta fin de año.

Los tambos son una economía regional muy importante para las zonas donde se establecen dado que dan trabajo a una o dos familias de entre 3 y 4 miembros. Es lamentable ver como vacas lecheras con buena genética salen de muchos tambos directamente a frigorífico para ser vendidas como carne. Vacas que cuestan entre $ 15.000 a $ 20.000 son vendidas a 6 mil pesos para poder pagar deudas.

Cuando se fundían productores lecheros con el gobierno anterior se decía que era por falta de competitividad con respecto a los alquileres de campos con precios altos debido a la soja. Este nuevo gobierno les pide mayor eficiencia. La realidad es que se necesita un Estado presente que garantice una participación a los productores lecheros como mínimo de un porcentaje del 30% del precio de la leche en góndola como es en la gran mayoría de los países del mundo, y por otro lado estandarizar el precio de la leche y que no fluctúe por zonas productoras.

Resultado de imagen para lecheria

leche

Hay diferencias de precios en Brikmann, Morteros, Suardi, Ramona, etc. que corresponden a una Cuenca que produce más leche de la que procesa, contrariamente Villa María, Tío Pujio, Las Varillas, etc. son de una zona que produce menos de lo que industrializa y paga algunos centavos más el litro de leche. O sea, como ejemplo, se importa leche desde Brikmann a Villa María para procesarla a quesos u otros derivados.

Los productores hoy necesitan ayuda del Estado que les brinde créditos para inversiones donde puedan industrializar su leche o mínimamente venderla en un sachet o cajita donde mejorarán sustancialmente su rentabilidad. Si la situación no se estabiliza y los tambos siguen desapareciendo como viene sucediendo hasta la fecha, es probable que el próximo año se termine importando leche desde otros países como Nueva Zelanda, Chile, Brasil o el mismo EE.UU.

 

Por Ing. Agr. Andrés Méndez / edairynews

Deja un comentario