Los transportistas, en crisis por los costos

Se realizó este martes el primer encuentro de transportistas de carga de Córdoba, oportunidad en la cual la cámara del sector difundió el primer índice de costos para el sector y se habló sobre otros factores que agravan la actividad. “No somos culpables de la falta de competitividad”, dicen

En el ranking logístico global del Banco Mundial, el país ocupa el puesto 81 en eficiencia en el manejo de cargas internacionales.

En la Argentina de la inflación con recesión, la actividad del autotransporte de cargas sufre por ambas puntas la realidad de un negocio que recibe menos encargos por parte de los dadores de carga, al tiempo que debe enfrentar mayores costos y traslados a tarifas que cada vez menos agentes económicos están dispuestos a pagar.
“El panorama está muy complicado”, reconoce con gesto adusto José Arata, experimentado conocedor del transporte de cargas en la región y actual titular de la Cámara Empresaria del Autotransporte de Cargas de Córdoba (Cedac), entidad que agrupa las empresas del sector en la provincia. “Estamos trabajando por debajo del nivel de un costo aceptable, casi comprometiendo el patrimonio de las empresas, para seguir en la actividad”, precisa, y el diagnóstico es confirmado por los transportistas que este martes fueron parte del Primer Encuentro del Autotransporte de Cargas y Logística de Córdoba, que se realizó en el Hotel Sheraton.
Con más de 360 participantes, la primera reunión de este tipo en Córdoba (la Cedac asumió el compromiso de convocarla anualmente) se realizó bajo el lema “Costos e índice de variación de precios de Insumos para el Sector”, en el cual se difundió el primer estudio local de variación de precios del transporte de cargas generales, que será asumido desde ahora como un indicador regular, mensual y permanente por la Cámara para todos los transportistas.

Costos del sector
Elaborado por la consultora Economic Trends -encabezada por el economista Gastón Utrera-, el nuevo índice de la Cedac mostró un costo base promedio de 20,75 pesos por kilómetro para transportar cargas generales en camión, en rango de larga distancia. Se toma como parámetro un camión Volvo 370 con peso total de 45 toneladas (carga máxima de unas 28 toneladas). Un precio que, según los presentes el martes en el Sheraton, “es un poco más caro que el del área metropolitana” y que expresa un aumento de más de 35 por ciento respecto al vigente a diciembre de 2015.
En el ámbito nacional, la Cámara Empresaria de Operadores Logísticos (Cedol) elabora un índice de costo de transporte de cargas que marcó un avance similar en el año, cercano a 35 por ciento, incluyendo un alza de 3,20 por ciento en septiembre, mes cuando el salario de los trabajadores camioneros se incrementó 9 por ciento.
La misma paritaria prevé otro ajuste, de 8 puntos, para noviembre, y uno adicional de 5 puntos en marzo, sin contar con el alza anunciada de 7 por ciento en los combustibles, con lo cual los operadores del sector prevén que la suba de los costos logísticos seguirá en el mismo ritmo por los próximos 6 meses, en torno de 15/17 por ciento de aumento para ese periodo. “A todo esto, ‘queda picando’ el bono de fin de año para camioneros, que no sabemos de cuánto será pero que sí sabemos no será de dos mil pesos”, advierte el dirigente.
Ante ese panorama, los transportistas buscan concienciar “a la gente y a los medios, que nos acusan de ser los culpables de la falta de competitividad de la economía”, según dicen, de que la actividad ajustó sus costos al máximo pero enfrenta insumos dolarizados, altísima presión tributaria -con casos como el cordobés de doble imposición a la patente (única provincia donde Municipalidad y Provincia cobran por lo mismo)- y aumentos exhorbitantes de costos ocultos o que antes eran irrelevantes y que con los tarifazos de los últimos tiempos se han disparado, como los peajes. “¡Un solo peaje en Buenos Aires son 238 pesos!”, exclama Arata a modo de ejemplo, y confirma que el sector está “alerta y preocupado” por los proyectos viales, que se financiarían vía peajes.

Costos ocultos
El primer encuentro cordobés de los transportistas contó con la disertación de Carlos Musante, director técnico de la Cedol, además de la presentación de Utrera.
Musante habló sobre los “costos ocultos” de la actividad, entre los que mencionó las deficiencias de infraestructura vial, las restricciones a la circulación en las grandes ciudades, el colapso de los centros de distribución y la infraestructura comercial público-privada, entre otros.
En la misma línea, este diario informaba hace unas semanas que un informe de la consultora Abeceb advirtió de los costos no visibilizados en la logística argentina.
“Entre los principales problemas del sistema encontramos las fuertes largas en los pasos fronterizos, en los puertos y en las descargas, saturación de los centros de almacenamiento, así como excesiva documentación para operar y superposición de normativas”, señaló Abeceb.
Finalmente, el primer encuentro cordobés de transportistas de carga incorporó las novedades del sector, presentó dos simuladores de conducción de camiones y exhibió el nuevo aplicativo de la Cedac para trámites de sus asociados con boletas de carga.

“El panorama para quienes hacemos transporte de cargas es muy complicado. Estamos trabajando por debajo del nivel de un costo aceptable, casi comprometiendo el patrimonio de las empresas, para seguir en la actividad” José Arata, presidente de Cedac

Comercio y Justicia

Deja un comentario