Malezas: qué alternativas para el control tienen las empresas

En la búsqueda de diversificar soluciones que frenen el avance de las malezas resistentes, las principales compañías de productos fitosanitarios despliegan sus portafolios

Las malezas se transformaron en el principal problema que enfrenta la agricultura, y no solo de la Argentina, también del mundo. La gran preocupación es el ritmo exponencial de crecimiento que ha tomado la aparición de especies resistentes a uno o más herbicidas. El pronóstico de los investigadores es que pasará al menos una década hasta que aparezca un producto con tan alta efectividad como tuvo el glifosato. Pero mientras tanto, las principales empresas de protección de cultivos trabajan a contra reloj. Un panorama de que lo que hoy tienen a disposición los agricultores.

Dow AgroSciences hace punta con la última de sus creaciones: Enlist. Su lanzamiento espera que China apruebe el ingreso de soja con este evento biotecnológico. Se estima que esto podría ocurrir hacia fines de 2017 o principios de 2018.

Rafael Frene, de Dow, explica que la tecnología Enlist cuenta con un evento biotecnológico que le otorga a la soja resistencia a los herbicidas 2,4-D, glifosato y glufosinato. En el caso del maíz, esa resistencia es al 2,4-D, al glifosato y a los graminicidas de la famila fop, como el haloxifop. El segundo componente de esta tecnología es el herbicida, ya que se trata de “una formulación muy innovadora de una sal nueva de 2,4-D desarrollada por Dow que no tiene olor y que no presenta deriva en su aplicación ni es volátil”, sostiene.

Pero el mayor impacto de esta tecnología en la Argentina se espera para la soja. “Al menos en un principio -aclara Frene-, ya que la problemática del maíz todavía puede solucionarse con algunas herramientas disponibles, pero también será muy útil para este cultivo si en los próximos años se agrava el problema de las malezas gramíneas”.

Rafael Frene, de Dow AgroSciences, anuncia Enlist que le otorga a la soja resistencia a los herbicidas 2,4-D, glifosato y glufosinato

Rafael Frene, de Dow AgroSciences, anuncia Enlist que le otorga a la soja resistencia a los herbicidas 2,4-D, glifosato y glufosinato.

El especialista de Dow traza un panorama: se calcula que hay unas 10 a 11 millones de hectáreas con rama negra resistente a glifosato, a eso se suman unas 5,5 a 6 millones de hectáreas con yuyo colorado, a la vez que aparece una invasión explosiva de malezas gramíneas anuales que en el norte están representadas por Echinochloa, Urochloa y Chloris, y en la Pampa Húmeda, por Echinochloa, Eleusine y raigrás. “Esas son las tres grandes problemáticas que podemos enfrentar con la tecnología Enlist”, dice Frene.

Mientras tanto, Dow ofrece hoy a Spider, un herbicida en base a diclosulam que se encuentra entre los de mayor uso en el control de rama negra en los cultivos de soja. Por su poder residual y selectividad en soja y maní también es utilizado para el control de malezas de hoja ancha y gramíneas. Más nuevo aparece Texaro, que fue diseñado para el control de rama negra y tiene efecto residual. Contiene dos activos con diferente acción: diclosulam (el mismo que posee Spider) y Arylex, que pertenece a un grupo químico nuevo dentro de los herbicidas hormonales. En Dow aseguran que la acción de Texaro sobre rama negra supera a la aplicación de la mezcla de Spider con 2,4-D o a la de clorimuron con 2,4-D.

Para mantener barbechos limpios, Dow ofrece Starane y Lontrel, que poseen poca residualidad en el suelo y en mezclas con glifosato ofrecen pocas restricciones para el cultivo siguiente. En la misma línea está Tordón, un clásico que sigue creciendo en mezclas con glifosato. “En términos de la relación costo beneficio considero que hoy es una de las mejores opciones”, explica Frene y argumenta: “en un maíz RR si se hace un tratamiento convencional residual con atrazina más acetocloro en preemergencia y cuando el cultivo tiene tres a cuatro hojas, los repasos con Tordón más glifosato ofrecen un control muy potente de Amaranthus”.

Paleta diversificada

Mauro Balza, de Nidera, apuesta a la diversificación de productos a los que se acaba de sumar el Sulfentrazone 50%, un principio activo que pertenece al grupo de los inhibidores de PPO

Mauro Balza, de Nidera, apuesta a la diversificación de productos a los que se acaba de sumar el Sulfentrazone 50%, un principio activo que pertenece al grupo de los inhibidores de PPO.

El portafolio de Zamba cuenta con herramientas para un manejo integral de la problemática. “Tenemos diversas formulaciones para que el productor pueda utilizar la versión que más se ajuste a su manejo”, explica Mauro Balza, de la división Nutrientes y Protección de Cultivos de Nidera. Así, los productos, que se ofrecen granulados y líquidos, en base a glifosato son Glifomax NG y Glifopampa. En el grupo de las triazinas cuenta con Atraplus y Atrazina. Dentro de los graminicidas disponen de las dos familias de estos herbicidas, fop y dim, con los productos Bajador y Fortaleza. También ofrecen herbicidas hormonales como 2,4-D ester, amina y Dicamba. “Por otro lado -agrega Balza-, hemos incorporado un producto específico para los cultivos de trigo y cebada como es el Mandil Xtra, a base de inhibidores de ALS y dicamba, para el control de malezas de hoja ancha, y un graminicida residual como S-Metolacloro de alta calidad y con la mayor selectividad sobre el cultivo de maíz”.

“También contamos con nuestro coadyuvante Campero -indica el técnico-, a base de aceite metilado de soja, ideal para aplicaciones de herbicidas bajo condiciones de alta demanda ambiental. Es óptimo para la aplicación de graminicidas”.

La novedad de la marca para esta campaña viene de la mano de un nuevo modo de acción. Se trata de Sulfentrazone 50% formulado como suspensión concentrada. Este principio activo pertenece al grupo de los inhibidores de PPO. “Es un herbicida residual para malezas de hoja ancha, selectivo para el cultivo de girasol y soja. En los cultivos recomendados puede utilizarse en barbechos químicos hasta 30 días antes de la siembra y como preemergente. Está recomendado para el control de yuyo colorado, cardo ruso, quinoa, verdolaga e ipomea, entre otras malezas. Es compatible con glifosato u otros herbicidas residuales como el S-Metolacloro Zamba para complementar el control de especies gramíneas”, explica Balza.

Reciente lanzamiento

Federico Miles, de DuPont Agro, destaca el lanzamiento de Ligate Besty Pack STS, un sistema que combina el control del Ligate y el Sulfentrazone para ser utilizado en sojas STS

Federico Miles, de DuPont Agro, destaca el lanzamiento de Ligate Besty Pack STS, un sistema que combina el control del Ligate y el Sulfentrazone para ser utilizado en sojas STS.

El gerente de herbicidas de Dupont Agro, Federico Miles, destaca el lanzamiento de Ligate Besty Pack STS, un sistema que combina el control del Ligate y el Sulfentrazone para ser utilizado en sojas STS. “La formulación del herbicida permite combinar dos modos de acción, PPO y ALS, pero a partir de tres principios activos, lo que le da a un excelente nivel de control sobre malezas difíciles como Amaranthus, rama negra, viola, Parietaria, Sanguinaria, cardo ruso y a su vez actuando como un excelente preemergente para gramíneas anuales como pasto cuaresma, Brachiaria, capín, Eleusine, roseta, Chloris y maíz guacho RR”, enumera el ejecutivo.

Otro producto de Dupont Agro es Finesse, un herbicida de acción pre y postemergente de malezas de hoja ancha que puede ser utilizado en el cultivo de trigo, en barbechos largos y cortos de soja STS. Este producto combina dos principios activos de la familia de las sulfonilureas, el clorsulfurón y el metsulfurón metil.

Al ampliamente difundido Ligate, “ideal para barbechos largos, cortos y para aplicaciones en preemergencia de sojas STS y para el control de malezas latifoliadas como rama negra y gramíneas anuales como clorídeas y maíz guacho resistentes”, detalla Miles, se suma Auhority. Este es selectivo para control de malezas difíciles en soja, girasol y maní, yuyo colorado resistente, cardo ruso, verdolaga, quinoa, Malva, Bowlesia, Sanguinaria y Senecio, entre otras. Pertenece al grupo de las aritriazolinonas, cuyo principio activo es el sulfentrazone que se absorbe por las raíces ejerciendo el control de malezas a través de un proceso de disrupción de la membrana celular, iniciado por la inhibición de la enzima PPO.

Se destaca también Sheriff Max, que “posee un excelente nivel de control de maíz guacho genéticamente modificado, gramíneas anuales y se encuentra en trámite el registro para Choris”, indica Miles. Y para barbechos cortos de salida de invierno está Expression Pack, formulado en base a carfentrazone -del grupo de los PPO- y clorimurón etil, del grupo de los ALS.

Aplicaciones más eficientes

Julián Etchegoyen, de Rizobacter, hace foco en las tecnologías que permiten eficientizar el uso de herbicidas, logrando mejor control y menos riesgos de contaminación

Julián Etchegoyen, de Rizobacter, hace foco en las tecnologías que permiten eficientizar el uso de herbicidas, logrando mejor control y menos riesgos de contaminación.

Un tema clave en el control de las malezas es lograr una alta eficiencia en la aplicación de los herbicidas, de lo contrario se puede caer en sobredosis o subdosis de los principios activos recomendados. “En Rizobacter venimos trabajando fuertemente en ofrecer al mercado tecnologías de última generación en materia de coadyuvantes que permitan eficientizar al máximo el uso de herbicidas, logrando altos niveles de control de especies problema y minimizando posibles riesgos de contaminación”, explica Julián Etchegoyen, responsable de la línea de coadyuvantes de esa empresa.

Uno de los productos que ofrece es el Rizospray Corrector Secuestrante, que trabaja en la mejora de la calidad del agua utilizada en la aplicación ofreciendo a los productores las condiciones para formular un caldo seguro, sin riesgo de degradación o secuestro de activos.

“Otro logro de Rizobacter es haber desarrollado Silwet L Ag que supera ampliamente el nivel de humectación de los tensioactivos convencionales”, indica Etchegoyen. Se trata de un coadyuvante considerado súper humectante y penetrante que al mejorar la cobertura permite una reducción del volumen de caldo, a la vez que la aplicación llega a lugares de difícil mojado -como el envés de las hojas-, reduce el tiempo libre de lluvias posteriores a la aplicación y aumenta la eficiencia en el control de las malezas bajo estrés hídrico.

Con el objetivo de proteger de la evaporación a las gotas aplicadas por las pulverizadoras, Rizobacter cuenta con Rizospray Extremo, una formulación que combina organosiliconas (trisiloxanos) y aceite vegetal refinado modificado (MSO), “y aporta al caldo de aplicación características de súper humectante, penetrante y antievaporante”, explica Etchegoyen.

Deja un comentario