Monitoreo: Stoller celebra 20 Años con una campaña que pone el foco en el Trigo

La fitotoxicidad es uno de los ejes de trabajo que abordará Stoller este año durante el Encuentro Nacional de Monitoreo, que se realiza el 12 y 13 de junio próximo en Córdoba.

stoller

Asentada en pleno corazón cordobés, Stoller dice presente también este año en el Encuentro Nacional de Monitoreo, que se realiza entre el 12 y 13 de junio, en la capital de esa provincia. El objetivo es interactuar con los asesores, técnicos y productores que se acerquen al evento para conocer las últimas herramientas tecnológicas que ofrece la empresa, y en especial ‘aggiornarse’ sobre las novedades en manejo agronómico. “Este es uno de los eventos más esperados en el año por el nivel y la cantidad de asistentes. Es una buena instancia, también, para invitar a un grupo selecto de nuestros clientes y sumarlos a participar de dos días con talleres que pueden ser de su interés”, explica el Ing. Agr. Agustín Garnero, Asesor Técnico Regional de Pampa Húmeda de Stoller al referirse a este evento organizado por Halcón Monitoreos, de marcado perfil técnico. “Lo interesante es que los asistentes se pueden llevar información actualizada, y vienen especialistas del exterior para explicar cómo se abordan determinadas temáticas en otros países, convirtiéndose así en una buena oportunidad para el intercambio”, destaca.

 Aprovechando la estacionalidad, el foco estará puesto en el trigo, y en especial en la temática de fitotoxicidad en la que Stoller trabaja desde hace unos años. “Hemos posicionado dos tratamientos para hacer frente al problema de fitotoxicidad de herbicidas que vemos cada vez con mayor regularidad a nivel de lote”, indicó Garnero. El hecho es que, en las últimas campañas, frente al aumento de malezas resistentes y la dificultad para controlarlas, se incrementó el uso de herbicidas del mismo modo de acción y en dosis mayores, lo que trae aparejado problemas de carry over produciendo fitotoxicidad en el cultivo siguiente, causando así pérdidas considerables en rendimiento. “En Stoller recomendamos el uso de Stimulate (biorregulador trihormonal), un producto que el agricultor suma al tratamiento habitual de su semilla, y que le brinda un adecuado balance hormonal a la planta, maximizando el desarrollo radicular para favorecer la toma de recursos (agua y nutrientes) y una adecuada implantación. Además, las hormonas confieren un crecimiento más vigoroso y uniforme de las plantas, volviéndolas menos susceptibles a los distintos tipos de estrés a los que se encuentran expuestas en condiciones de campo”, agregó Garnero.

Para Garnero el uso de Stimulate crece a medida que el productor percibe que sus cultivos sufren mermas en rendimiento por problemas de fitotoxicidad. “El daño causado por herbicidas en los cultivos es consecuencia de múltiples factores, y en cada ambiente será diferente y dependiendo de las condiciones climáticas de cada campaña, no obstante, tenemos datos dentro de la red de ensayos tanto para trigo, como para soja y maíz. En trigo, Paolo De Luca, en la zona de Chacabuco, durante la campaña 2016 evidenció pérdidas por fitotoxicidad con Clorimurón del orden de 490 kg/ha y se recuperaron 570 kg/ha con el tratamiento preventivo de Stimulate a semilla”, explicó Garnero.

Por otra parte, Stoller viene desarrollando en los últimos cinco años el Bioforge Advance, un tratamiento de rescate para ayudar a mitigar a nivel foliar la pérdida por fitotoxicidad. “Es para aquellos casos en que las consultas llegan con el cultivo ya emergido, es decir cuando el productor va al lote, recorre y evidencia daños por herbicidas. Aquí Bioforge Advance ayuda a recuperarlo gracias a una molécula exclusiva que regula el estrés.”, agregó el Asesor Técnico Regional de la Pampa Húmeda de Stoller. Finalmente, completó, “es fundamental que el productor pueda hacer una correcta planificación, que incluya un adecuado uso de los herbicidas en los distintos planteos agronómicos”.

 

Deja un comentario