Monitoreo y Control; claves para el manejo de Spodoptera en maíz.

Toda estrategia de monitoreo y control debe apuntar a suprimir la plaga durante el período vegetativo del cultivo ya que una vez que se aloja en la espiga la posibilidad de controlarla se reduce significativamente y es difícil llegar con producto a esa altura de la planta con un correcto mojado. Debido al carácter migratorio de la plaga, en ocasiones puede no observarse daño durante el período vegetativo pero sí registrarse oviposiciones durante el período reproductivo. En ese caso se recomienda consultar a su técnico zonal para que analice la situación.

Maiz mundoagrocba 39484i49485n070617

1-FASE DE ESTABLECIMIENTO DEL CULTIVO

Es recomendable monitorear los lotes durante el período de barbecho, previo a la siembra, con el fin de detectar la presencia de S. frugiperda en el rastrojo, en malezas gramíneas o plantas guachas del cultivo anterior.

Se deben controlar las malezas al menos 30 días antes de la siembra. De este modo se evita el daño por las larvas grandes que actúan como cortadoras en el cultivo recién implantado.

Así mismo, se debe detectar si existe la presencia de larvas en malezas previo a la siembra: si la población de larvas resulta elevada conviene reducir la población antes de la siembra. Pero si la presencia no alcanza valores significativos se puede demorar la decisión, a fin de realizar la aplicación al momento de la siembra para controlar a su vez las larvas recién eclosionadas.

MONITOREO DEL CULTIVO ENTRE V2 Y V6

Observar presencia/ausencia de oviposturas ayudará a determinar la estrategia de control.
En esta etapa, actuando como cortadora, es muy importante volver al lote a los tres días para verificar el control.

2-FASE DE EXPANSIÓN FOLIAR

El objetivo principal es cortar el ciclo de la plaga para que no llegue a la espiga.

MONITOREO DEL CULTIVO ENTRE V6 Y V10

Podemos encontrar coexistiendo larvas de múltiples estadíos (las larvas L6 que se encuentran en cogollos con tapón de heces tipo aserrín no serán controladas). Las larvas de estadíos L4 que estén alojadas dentro del cogollo, pero sin presencia de tapón de heces, podrían ser alcanzadas parcialmente por los insecticidas debido a su escasa movilidad (se mueven hacia las últimas horas de la tarde- noche).

MONITOREO DEL CULTIVO ENTRE V10 Y VT

Es fundamental evitar la instalación de nuevas generaciones en el “cogollo tardío”. Con esto se logra que: (a) no se vea afectado el área foliar del tercio superior de la planta que impacta en el rendimiento; (b) evitar la colonización de larvas durante la floración que se instalen en las futuras espigas. (R1).

Control: se deben controlar las larvas presentes y minimizar los futuros nacimientos mediante el uso de insecticidas residuales de última generación que aportan una cobertura de 15 a 20 días. Si bien estos productos controlan diferentes estadíos larvales, el mayor beneficio se obtendrá aplicando en los estadíos más jóvenes de la plaga.

A TENER EN CUENTA PARA LA FASE 1 Y 2

Aplicación: Se recomienda alta presión para lograr gotas chicas y utilizar pastillas de cono hueco. Las aplicaciones deben ser
siempre con aceite.
Impactos a lograr: 40-50 por cm2, siempre se recomienda la utilización de tarjetas hidro-sensibles para verificar la calidad de la aplicación.

Fuente: Alltec Bio

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.