“No somos todos iguales en el campo”

El presidente de Federación Agraria dejó claro que el modelo puede cambiar pero la clave es diferenciar a los productores.

“No podemos seguir hablando de que en el campo somos todos iguales”, sostuvo ayer el presidente de Federación Agraria (FAA), Omar Príncipe, al inaugurar el 104º congreso anual de la entidad agraria. “A pesar de que cambiemos los modelos económicos, si seguimos creyendo que vamos a tratar a los productores de la misma manera, vamos a seguir profundizando la concentración”, completó.

 

Del encuentro, que finalizará hoy y que se realiza en el salón Metropolitano, participaron el gobernador Miguel Lifschitz, la intendenta Mónica Fein y el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, que marcó la vuelta de un funcionario nacional a este tipo de encuentros. “Hacía mucho tiempo que no venía un ministro del gobierno nacional a la apertura de un congreso de FAA. Debo agracederle este espacio de diálogo, cuando estamos de acuerdo y también cuando no lo estamos”, valoró Príncipe.

 

Además participaron del acto el senador Alfredo De Angeli y el presidente del IPCVA, Ulises Forte, ambos surgidos de las filas federadas.

 

“La concentración en los 90 se llevó 100 mil productores con un modelo neoliberal. No teníamos retenciones, pero la concentración fue en todas las producciones y economías regionales. Combatimos ese modelo de exclusión. Después vino una década que ya no era neoliberal. Fue distinto, intervencionista, pero que de todas maneras profundizó la concentración y la desaparición de pequeños y medianos productores. Este proceso dio con modelos económicos que en algún momento se entrecruzan y conviven con el mismo modelo agropecuario. Por eso solicitamos políticas públicas diferenciadas y proponemos la creación de un fondo anticíclico para economías regionales, para empezar a revertir la situación actual”, expresó Príncipe.

 

“Venimos a dar previsibilidad”

 

El cierre de la jornada inaugural estuvo a cargo del ministro de Agroindustria Buryaile, quien en su discurso expresó: “Quiero agradecer el acompañamiento a las medidas que hemos tomado y el respetuoso disenso que hemos tenido. La democracia es entender que cada uno ocupa un lugar. En mi caso tengo la obligación de tener una mirada en todos los productores, con especial énfasis en los que menos tienen que son los pequeños y medianos, pero es responsabilidad de quien gobierna mirar la integridad de la sociedad”.

 

“Venimos a darles previsibilidad que no volverá a pasar. No se puede progresar con retenciones, que son ‘impuestos a la distancia’. En mi paso como diputado lo he escrito, porque matan al interior productivo y Argentina se concentra alrededor de los puertos. Sabemos que faltan medidas que los alcancen a los productores más pequeños, y será lo que haremos el año próximo”, amplió el funcionario nacional.

 

“Argentina es desigual: las regiones son diferentes y hacia ahí van nuestras políticas. Quienes están en zonas marginales tienen distintas oportunidades. Vamos en sentido de ayudar a las economías regionales, yo mismo vengo de ahí. Nuestro compromiso es con todos los productores, pero debemos atender a aquellos que hoy sienten todavía gusto a poco, como los productores de banana, manzana, uva, tabaco, algodón, cítricos, entre otros, que no tienen ese volumen que tiene la soja”, finalizó.

 

“Ayudar desde el Estado”

 

Previamente, el gobernador Lifschitz indicó: “No se puede pensar en países aislados, pero tenemos que ser cuidadosos para ver cómo protegemos ese capital social que representan ustedes, los pequeños y medianos productores, las cooperativas y el movimiento mutual. Hay que ver cómo hacemos para ayudar desde el Estado a que esos productores puedan ser competitivos, porque necesitan más apoyo para lograr más integración y más valor”.

Deja un comentario