Otra vez miles de hectáreas quedaron bajo el agua en el centro y noroeste de San Justo

El anegamiento ha generado graves problemas en cercanías a El Tío y Morteros. Los productores han perdido parte de las cosechas y tiran la leche porque no pueden sacarla de los tambos.

En el centro de San Justo hay miles de hectáreas anegadas.

En el centro de San Justo hay miles de hectáreas anegadas.

 Como consecuencia de las intensas lluvias de los últimos días y la falta de obras de infraestructura hídrica, miles de hectáreas del departamento San Justo. Los pocos habitantes que viven en el poblado de San Antonio, a 16 km al sur de El Tío quedaron aislados por el avance de una enorme masa de agua que tiene un frente de varios kilómetros y una altura de 40 cm. En forma paralela, el casco urbano de El Tío está siendo defendido con el uso de bombas arroceras que arrojan el agua al norte de la Ruta Nacional 19. Sólo se circula por media calzada.
A pocos kilómetros de allí, en el paraje Km 581, los canales desbordaron y el agua anegó los campos poniendo en riesgo la carpeta asfáltica de la carretera federal que une San Francisco con Córdoba.
Esta situación catastrófica se origina por el volumen de agua que llega desde el sur hacia el territorio del departamento San Justo, como consecuencia del funcionamiento de canales ilegales o, en el peor de los casos, mal hechos en el centro de la provincia.
El intendente de El Tío Fernando Rossi dijo que si bien en su pueblo hubo que evacuar a dos personas mayores y algunos niños que fueron ubicados en casas de familiares, la situación en el área urbana está controlada, aunque a merced de la evolución del tiempo y de la llegada de más agua desde los campos.
“Está entrando mucho agua por el sur pero la situación está controlada por el momento. Lo que sí, yo no sé qué volumen de agua puede venir con el correr de las horas”, señaló el jefe comunal.
Rossi expresó que los desagües están colapsados, tanto por la zona de la Ruta Provincial Nº 3 como por el sureste del pueblo. “Estamos trabajando con bombas arroceras cobre la Ruta 3 y la Ruta 19, más alguna bomba de explosión. La situación está controlada pero con alerta. Sinceramente los volúmenes que están llegando desde el sur son importantes”, precisó.
“Esta masa hídrica viene de otros lugares, producto de canales clandestinos. No es ningún desborde de un arroyo. Yo tengo 120 días de gobierno y en la mitad de ellos entró agua en la localidad”, refirió poniendo de manifiesto la persistencia del problema. Esto provocó que en la 4 escuelas rurales de la jurisdicción todavía no hayan empezado las clases.

Dos meses inundados

Al sur de El Tío se ubica la población de San Antonio, en la que viven tres familias con niños y un par de adultos mayores. Esa gente vive rodeada por el agua desde hace dos meses y está recibiendo la ayuda de la Municipalidad de El Tío. Pese a las dificultades el estado sanitario de la población es normal.
El domingo solamente se pudo llegar a San Antonio a caballo, ya que es imposible acercarse en vehículos.
Días pasados se evacuaron dos mujeres para prevenir complicaciones en su estado de salud, ya que una está embarazada y otra padece una enfermedad crónica. En ese paraje no empezaron las clases, los caminos están intransitables y los tamberos están tirando su producción, ya que no pueden sacarla de sus campos.

fuente: La Mañana

Deja un comentario