Papa y soja resistentes, dos avances biotecnológicos argentinos

La Argentina cuenta desde con dos eventos biotecnológicos de “soja resistente a sequía” y “papa resistente a virus PVY”, que colocan al país en el grupo de seis naciones que en todo el mundo cuentan con esos logros científicos.

poroto-de-soja1-500x300

El anuncio fue formulado en la Nave de la Ciencia, en Tecnópolis, por la presidenta Cristina Kirchner y los ministros de Agricultura, Carlos Casamiquela, y de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino Barañao, el gobernador Daniel Scioli y otros funcionarios nacionales.

Los dos eventos posicionan al país en un grupo muy reducido de naciones que incluye sólo a Brasil (uno poroto), Cuba (uno maíz), Indonesia (uno caña), China (5 cultivos) y Estados Unidos (más de 40).

La presidenta señaló que con el evento de soja resistente a la sequía la Argentina es la “primera en el mundo” que lo tiene.

Explicó también que con la aprobación del evento tecnológico de la papa resistente al PVY ingresamos al selecto grupo de Estados Unidos, Cuba, Indonesia, China y Brasil, como el sexto país que produce estos eventos para ayudar a la agricultura”.

Agregó que “estos no son eventos solo tecnológicos sino también económicos y sociales que van a producir más alimentos para la humanidad”.

Casamiquela sostuvo que “el mundo demanda cada vez más alimentos y es por eso que necesitamos continuar aumentando la productividad de nuestros cultivos”.

1429734043_big
El ministro resaltó también que el país “también tiene que tener productos agrobiotecnológicos propios, que coronan los logros nacionales en materia de investigación agrícola, y esto hace que el país exhiba autonomía y liderazgo”.

Es la primera vez a nivel mundial que se aprueba un producto de tolerancia a sequía en soja y fue creado a través de un emprendimiento nacional con interacción público-privado y que permite mantener los rendimientos en condiciones de carencia temporal de agua, según explicó el ministerio de Agricultura.

Según la cartera de Agricultura el evento fue desarrollado por el grupo de trabajo que conduce la doctora Raquel Chan, de la Universidad Nacional del Litoral e investigadora del CONICET.

Luego esta tecnología fue incorporada en soja por la empresa nacional INDEAR, del grupo BIOCERES.

Según el comunicado oficial las papas sufren varias enfermedades virales endémicas que provocan pérdidas considerables para economías regionales del sur, centro y norte del país. 

El virus PVY (Potato Virus Y) es el principal de estas enfermedades y puede causar pérdidas económicas de hasta el 80% del cultivo y la infección usualmente obliga al productor a volver a comprar semilla de papa año tras año.

El nuevo evento es resistente a un virus que es endémico para todas las zonas de producción papera de Argentina, y es un claro ejemplo de solución a un problema específico de una cadena productiva naciona

Deja un comentario