Para CRA, el aumento de gasoil representa un costo adicional de $2.100 Millones.

Dos entidades del agro estimaron el impacto que tendrá para el campo la última suba del 6% en el gasoil. Por un lado, según Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), el incremento del combustible va a representar un gasto adicional de 2100 millones de pesos. Esto es considerando sólo la producción de granos, sin incluir economías regionales.

cosecha

“Desde diciembre de 2016 tenemos casi $ 13.000 millones extra sobre la campaña agrícola en el sector”, señaló Matías Lestani, integrante del Departamento Económico de CRA.

Por otra parte, de acuerdo a Coninagro, mientras el productor tendrá tranqueras adentro (para labores de siembra a cosecha) un gasto adicional de 1448 millones de pesos, si se suma el transporte de granos el impacto de la medida llegará a 3018 millones de pesos.

“El precio del gasoil de junio a diciembre 2017, que es cuando se planifican las labores, aumentó 21%, pasando de $ 16,1 a $ 19,94 el litro. Como las labores se deben realizar de igual manera, el esfuerzo de la producción en inversión para gasoil en las actividades agrícolas se estima en 20.617 millones de pesos, significando un incremento en los costos dentro del campo por la medida de 1448 millones de pesos u 84 millones de dólares”, indicó Silvina Campos Carlés, asesora económica de Coninagro.

De acuerdo a la entidad, si se suma en la cuenta al transporte de granos el impacto asciende a 1571 millones de pesos extra.

En este contexto, según el informe, “los productores de Argentina necesitarán por esta suba 3018 millones de pesos más para cubrir los costos tranqueras adentro y su transporte”.

También la Asociación de Cooperativas Vitivinícolas Argentinas (Acovi) analizó el impacto de la suba del gasoil.

“Con un aumento del 17% en el combustible tomando los aumentos de octubre y noviembre acumulados, promediando los $20,20 por litro, los costos asociados a la maquinaria propia (incluyendo el uso de gasoil y mantenimiento) y al flete de cosecha representan el 24,2% de los costos de producción, incrementando su peso casi un 3%, ascendiendo los mismos a $ 20.228 por hectárea”, señaló.

“Un aumento del combustible del 17% acumulado como el ocurrido en menos de 2 meses repercute directamente en los costos totales de producción, incrementando estos en más de un 3,5%, pasando el costo por hectárea de $ 80.721 a $ 83.586 (sin amortizaciones)”, agregó Acovi.

Fuente: La Nación.

Deja un comentario