Para el USDA, el consumo de maíz y soja fortalecería su crecimiento y dejaría atrás a la oferta.

El nuevo reporte del USDA presenta las primeras proyecciones para la campaña 2017/18. Luego del record en 2016/17, el organismo proyecta un recorte en la producción de trigo, maíz y soja aunque todavía se ubican en niveles elevados. La demanda mundial de soja continuaría creciendo, impulsada principalmente por China, a un ritmo mayor a la oferta generando una presión sobre los stocks. En el caso del maíz, el consumo superaría a la oferta luego de varios años, principalmente por la menor disponibilidad de granos forrajeros como sorgo y cebada.

soja-1560x690_c

 

El  nuevo el informe de Estimaciones de Oferta y Demanda Mundial de Granos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos correspondiente al mes de mayo contiene las primeras proyecciones para el ciclo 2017/2018 y comienza a cerrar sus estimaciones para la vieja campaña. Luego de una campaña con producción récord, la nueva presentaría un recorte para maíz, trigo y soja.

SOJA

La producción mundial de soja proyectada para la campaña 2017/2018 es de 344,7 millones de toneladas, 3,4 millones menos que la campaña precedente. Los incrementos en la producción de China y Canadá no compensarían las bajas en Estados Unidos, Brasil y Paraguay. Una de las cifras más importantes que estaban esperando los analistas era el de las existencias finales. De acuerdo al reporte, el valor de esta variable para la campaña 2016/17 alcanza las 90,1 millones de toneladas, una cifra por encima de lo esperado por el mercado. Las exportaciones mundiales de soja son proyectadas en 149,6 millones de toneladas, un 4,9% más altas que en 2016/17. El consumo a nivel global registraría un fuerte incremento debido a la mayor molienda para alimentación proteica, generando presión sobre los stocks. China impulsaría esta mayor demanda debido a un crecimiento del 4% de su molienda de soja.

MAÍZ

En el caso del maíz, la producción mundial para la nueva campaña se proyecta en 1.033,7 millones de toneladas, un 3% menor a la campaña récord 2016/2017 por un recorte en la producción norteamericana y china. El consumo se proyecta a un récord de 1.062,3 millones de toneladas, impulsado principalmente por la menor disponibilidad de granos forrajeros como sorgo y cebada.

maiz

TRIGO

La producción de trigo para la nueva campaña se estima en 737,8 millones de toneladas, el segundo nivel más alto de la historia. El consumo caería en 5,3 millones de toneladas, por un menor uso de trigo forrajero que compensaría el aumento para alimentación humana. Respecto a los stocks finales, se ubicarían en el mayor nivel de la historia. La proyección de producción para Argentina para el nuevo ciclo se proyecta en 17 millones de toneladas, un 6% más que la campaña pasada. Las exportaciones nacionales pasarían de 10,2 millones de toneladas a 11 millones de toneladas.

DERIVADOS DE SOJA La molienda de soja aumentaría debido a que se pronostica que el consumo mundial de harina proteica continúe creciendo 2017/18 debido a la demanda en China y otros mercados importantes. La creciente demanda de harina de soja, que representa casi el 70% del consumo mundial de harinas proteicas, es el principal motor en este incremento. En este marco, las exportaciones de soja y subproductos de Argentina alcanzarían uno de los valores más altos de la historia con 47,1 millones de toneladas para el nuevo ciclo, de las cuales corresponderían 9 millones al poroto, 32,3 millones a la harina y 5,8 millones al aceite.

Fuente: Bolsa de Cereales de Córdoba.

 

Deja un comentario