Pesan más los costos logísticos que los aranceles

Así lo determina un informe del IERAL de Fundación Mediterránea. Para muchas producciones, los costos de logística en el país son muy altos y quitan competitividad.

Resultado de imagen para camiones transportando cereales

Un ranking elaborado por el Banco Mundial, que mide el desempeño logístico de cada país, ubica a la Argentina en el puesto 61 dentro de un total de 160 naciones. Es decir, hay más de medio centenar de Estados, muchos de los cuales son competidores directos en el mercado mundial de los alimentos, en los que los productores e industrias encuentran más sencillo y barato enviar su mercadería a puerto para exportarla que a nivel local.

El denominado “costo argentino” es uno de los puntos clave dentro de los problemas de competitividad que enfrenta el país y que el Instituto de Estudios de la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL) volvió a dejar al descubierto en un informe que concluye que los productores y empresarios pagan más costos logísticos internos que de aranceles a las naciones importadoras.

El trabajo de los economistas Juan Manuel Garzón, Valentina Rossetti y Jorge Day, relevó los costos para exportaciones de maní blancheado desde Córdoba a los Países Bajos, leche en polvo a Santos (Brasil), garbanzo a Italia, menudencias bovinas a Hong Kong, pollo entero congelado a China, vino embotellado desde Mendoza al Reino Unido, ciruela deshidratada a Rusia, yerba mate desde Misiones al Líbano y miel a granel desde Buenos Aires a los Estados Unidos.Garbanzos, los más castigados.

El impacto de los costos logísticos depende del valor de la tonelada de la mercadería y su ubicación en el contenedor, si hay condiciones especiales, las exigencias de certificaciones y/o habilitaciones, de la distancia al puerto, tamaño de la empresa y frecuencia de operaciones.

Resultado de imagen para camiones transportando cereales

En base a los datos provistos por las empresas, la operación de exportación de garbanzo es la más castigada por los costos logísticos, con una incidencia del 21% del valor de la carga en planta. Le siguen la de pollo entero congelado (12%), maní blancheado (11%) y vino embotellado (10%).

En el otro extremo, menos impactadas aparecen la leche en polvo (7%), la yerba mate (6%) y las menudencias bovinas (5%). Del relevamiento se desprende que el transporte interno (flete terrestre) y los gastos en puerto,representan en promedio el 38% y el 29% de los costos logísticos totales, respectivamente.

El análisis de los aranceles aplicados indica que no pagan las exportaciones de garbanzo (Italia), maní blancheado (Países Bajos), leche en polvo (Brasil), yerba mate (Líbano) y menudencias bovinas (Hong Kong).

La miel a granel entra a Estados Unidos con un cargo fijo bastante bajo (19 dólares por tonelada), que equivale a menos del uno por ciento en relación al valor del producto. En el caso de la ciruela deshidratada, Rusia aplica un arancel general del 5%, pero la Argentina tiene un acceso preferencial del 3,5%.Los únicos dos casos donde los aranceles impactan por encima de los costos logísticos son el vino embotellado a Reino

Unido, que aplica un cargo fijo de 32 euros por hectolitro (unos 358 dólares por tonelada) y el pollo entero congelado a China, cuyos cargos en relación al valor CIF del producto rondan el 12%.

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.