Pese a las inundaciones, el USDA no modificó por ahora su proyección para la cosecha argentina

El Departamento de Agricultura de ese país mantuvo su estimación de producción en soja y maíz

Hay muchas zonas agrícolas bajo el agua en la pampa húmeda.

 

Pese a las abundantes lluvias, que mantienen inundadas miles de hectáreas en Santa Fe y Córdoba, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) no modificó sus estimaciones de la cosecha estival para la Argentina.

Esta situación contrasta con lo que vienen advirtiendo especialistas, entidades y productores locales, que prevén pérdidas inevitables y de alto impacto.

El USDA, en un informe difundido hoy, mantuvo para la Argentina una producción de maíz de 36,5 millones de toneladas. Ayer, en tanto, la Bolsa de Comercio de Rosario bajó en un millón de toneladas su proyección de cosecha, a 35,5 millones de toneladas.


“Es posible que aún no hayan incorporado el efecto de las lluvias ocurridas en los últimos días que provocaron anegamientos y pérdidas productivas, tanto en este cultivo (por el maíz) como en soja”, señaló un informe de la Bolsa de Cereales de Córdoba analizando el reporte del USDA.

En cuanto a la soja, el USDA mantuvo para la Argentina una producción de 57 millones de toneladas.

Ayer, la Bolsa rosarina estimó que hay en soja entre 400.000 y 500.000 hectáreas comprometidas por los anegamientos. En tanto, hoy la misma entidad indicó que “el episodio de lluvias recientes puso en alerta roja al 30% del área de la región núcleo que superó los 350 mm desde mediados de diciembre”.

Pese a los anegamientos, según la entidad el grueso de la soja de primera siembra “recibe entre muy buenas a buenas calificaciones en el 75% de los cuadros, el resto se reparte entre regulares y malos, con unas pocas hectáreas excelentes”.

Deja un comentario