Piden declarar “Emergencia” para economías regionales.

Productores de distintas zonas de la Argentina debatieron sobre cómo hacer frente a la grave crisis que atraviesan y trazaron estrategias para el futuro
Más de 220 entidades rurales de  todo el país reclamaron ayer declarar la emergencia de las economías regionales, ante la crisis que atraviesa el sector.”Necesitamos un nuevo pacto fiscal que ordene el descalabro de la presión fiscal argentina y así recuperar rentabilidad”, señaló Raúl Robín, presidente de Economías Regionales de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came), en un encuentro realizado por esa entidad.Productores en estado de alerta y movilización en todo el país debatieron sobre la crítica situación que enfrentan las economías regionales y delinearon las acciones a seguir en procura de la búsqueda de rentabilidad.
came.2
“Necesitamos financiación y previsibilidad ahora, estamos enfrentando un desastre agropecuario, no nos alcanza ni para pagar el flete”, indicó Federico Gardea, de la Cámara de Industriales Arroceros de Entre Ríos.El plenario nacional se llevó a cabo en el nuevo edificio de la Came en el que participaron los sectores vitivinícolas, peras y manzanas, tabacaleros, frutas finas, apícola, granos, citrícola,  arrocero, yerbatero, tealero, hortícola, azucarero y lechero.Llamado a los candidatos”Queremos que los equipos técnicos de los candidatos presidenciales trabajen en medidas integrales”, destacó Otto Gramajo, presidente del Centro de Agricultores Cañeros de Tucumán.

En tanto, Eduardo Garcés, de la Federación de Viñateros y Agropecuarios de San Juan, dijo que “velamos la vitivinicultura en San Juan y Mendoza, pero los gobernadores no nos escuchan. Necesitamos que los gobiernos provinciales no sólo nos atiendan, sino que nos entiendan y tomen medidas, que nos devuelvan la  rentabilidad al campo argentino”.

“Recuperar la rentabilidad, competitividad y determinar cómo llegar a la próxima cosecha deben ser los principales ejes de discusión”, sostuvo Fernando San Román, dirigente de la Asociación de productores de Legumbres del NOA.

Explicó que: “La crisis nos asfixió, necesitamos movilizarnos, en Salta no podemos esperar ni un día más, porque se están vendiendo campos a valor vil, que representa la destrucción de todo un tejido productivo. Necesitamos financiación ya, no hay un peso para la próxima campaña”.

“Pérdidas increíbles”Por su parte, Jorge Figueroa, presidente de la Federación de Productores de Frutas de Río Negro y Neuquén, añadió: “Esto nos lleva a realizar medidas extremas. Hemos generado un periplo de acciones ante el Gobierno nacional, tenemos pérdidas increíbles. Cuando el productor se quiebra en su voluntad, en su autoestima, es muy difícil volver a ponerlo a trabajar”.”Esto no es sólo una ecuación económica, este sistema está fundiendo al productor y encima nos están importando fruta. El ahogo y la extorsión a los productores por parte de supermercados y las grandes cadenas de comercialización nos están llevando a la quiebra”, estimó.Entre las medidas reclamadas, los dirigentes pidieron devolución de reintegro de IVA, quita de retenciones a las economías regionales, reembolsos de exportaciones y compensaciones por distancia a puertos.

“Traer una caja de citrus a Buenos Aires sale lo mismo que llevarla a Amsterdam (Holanda)”, sostuvo José Carbonel, presidente de la Federación Argentina de Citrus.

Deja un comentario