Por el cierre de tambos y plantas, Argentina podría importar leche

SanCor define su situación en los próximos días.

Resultado de imagen para sancor

El cierre de tambos en los últimos años acompañado por la paralización de plantas procesadoras de la industria vaticina un escenario impensado para la Argentina: importar leche para abastecer su mercado. Este y otros temas serán parte de la agenda que llevará el sector mañana al Ministerio de Agroindustria.

La advertencia la hizo el presidente de la mesa de Productores Lecheros de Santa Fe, Marcelo Aimar que en declaraciones radiales manifestó que “hoy no se exporta nada porque no hay leche, y si seguimos con este ritmo vamos a terminar importando leche“. A la vez sostuvo que “no hay materias primas para fabricar queso y manteca”.

“Cuando uno llega a un cierto nivel que llega a tirar la leche porque ya ni le convienen producirla, es lamentable“, dijo el dirigente.

Un trabajo del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda señaló que la caída en la producción en año pasado fue del 14,2%,respecto de 2015 siendo la más pronunciada de la serie completa desde 1970.

Además destacó que en 2016 se produjo una baja significativa en el consumo de leche dado que se adquirió casi 6 litros menos de leche pasteurizada por persona. La baja supera el 25 por ciento.

Respecto del comercio exterior, el trabajo muestra un desplome como consecuencia de una disminución interanual en las exportaciones lácteas cercana al 40 por ciento. Las ventas de leche y derivados totalizaron u$s712 millones, cifra menor a los u$s1.173 millones exportados durante el 2015.

Sobre la crisis que atraviesa SanCor, la principal exportadora de lácteos del país, remarcó que sus exportaciones cayeron un 60%, su producción se redujo un 30% y el balance del 2016 arrojó una pérdida superior a los 2.400 millones de pesos.

Los rumores hablan que la empresa busca un préstamo de u$s450 millones para levantar su deuda.

El jueves pasado, el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile reconoció el préstamo por parte del gobierno de $250 millones “para ayudar y auxiliar a la compañía porque creemos que tiene que tener un proceso de reestructuración.

Por eso estamos dispuesto a ayudar pero queremos también que se dejen ayudar y esto es a través de una reconversión”.

Rumores del sector afirman que el Gobierno busca algún acuerdo con la empresa que por estas horas cierra un préstamo cercano a los u$s450 millones.

 

BAE

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.