Por falta de lluvias, peligra buena parte de la siembra de soja

Hay alerta en la zona productora. Consideran claves a los próximos diez días para modificar las estimaciones. La sequía juega un rol clave en esta época del año.

La extendida sequía en la provincia de Buenos Aires podría afectar el actual ciclo de siembra de soja, que sería menor a la calculada si en las próximas semanas no hay suficientes precipitaciones.

Para los especialistas, las lluvias que cayeron en parte del sur de Buenos Aires (que hicieron caer el precio de los mercados a futuro en Chicago) fueron escasas y todavía hace falta más agua para evitar pérdidas en el área sembrada.

“Va a depender mucho de los próximos 10 días. Si caen 20 ó 30 milímetros van a poder sembrar. Si no, hay un riesgo altísimo”, indicó a la agencia Reuters Germán Heinzenknecht, meteorólogo de la Consultora de Climatología Aplicada, que estimó que entre 7% y 10% del área prevista para la soja está “demasiado seca”.

La Bolsa de Buenos Aires calculó que los agricultores locales -principales exportadores de harina y aceite de soja- sembrarán 19,6 millones de hectáreas con la oleaginosa de la campaña 2016/17.

No obstante, el jefe de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa, Esteban Copati, consideró que esa cifra podría ser menor si no llegan más precipitaciones en las próximas semanas, ya que la humedad que las lluvias recientes trajeron a los campos se disipará rápidamente ante el intenso calor del verano en la provincia de Buenos Aires.

“Lo que está sembrado se va a complicar y aún falta sembrar bastante”, señaló Copati, mientras visitaba regiones afectadas para analizar la situación.

“Si no llueve en los próximos días vamos a tener que ajustar la estimación a nivel nacional. Va a tener un impacto importante”, señaló.

Otra de las zonas afectadas por la sequía es Córdoba, donde llovería a partir de esta noche o del jueves. Según consignó un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario, estas precipitaciones podrían cambiar el ‘mal escenario’, del que dependen unas 7 millones de hectáreas.

Esta entidad, además, prevé que la Argentina alcance una cosecha de 52,5 millones de toneladas de soja del ciclo 2016/17, cuya ventana de siembra termina en enero. Pero los pronósticos climáticos para el corto plazo no son alentadores.

“En las próximas dos semanas las lluvias en el sur de Buenos Aires probablemente serán inferiores a lo que es normal para esta época”, dijo Roberto De Ruyver, coordinador del área de agrometeorología del Instituto Clima y Agua. “Potencialmente, eso acumularía déficit (hídrico) a una zona que ya lo tiene”, explicó.

Emanuel Bodega, gerente general del Grupo Los Grobo, dijo: “Cayeron entre 30 y 40 milímetros y hubiese sido ideal 70 u 80″.

Por otro lado, fuentes del ministerio de Agroindustria, precisaron que esta semana estará lista la estimación semanal y que, si bien están en alerta, “la sequía es muy reciente y venimos de tener inundaciones el mes pasado”.

Argentina es el tercer mayor productor mundial de soja, sólo superado por Estados Unidos y Brasil.

Deja un comentario