Por las lluvias, prevén complicaciones para la cosecha de soja

Estiman que habrá zonas con suelos saturados de agua por nuevas precipitaciones abundantes

Por el momento el cultivo muestra un buen desarrollo

Las condiciones para el inicio de la próxima cosecha de soja en algunos sectores de la pampa húmeda podrían complicarse debido a la persistencia de lluvias en un caudal importante.

Así lo expresó Germán Heinzenknecht, meteorólogo de la Consultora de Climatología Aplicada.

“El tercer mes del año [por marzo], suele comportarse como un máximo pluvial en la zona agrícola núcleo. Estamos hablando de lluvias de entre 130 y 150 milímetros para la franja central. Considerando como se vienen dando las cosas [por las abundantes lluvias], éste volumen de agua podría ser más bien un piso”, señaló el especialista.

Para el experto, “hay muchos sectores vulnerables a los excesos hídricos”. Al respecto, precisó: “No son pocas las áreas de las provincias del centro que han quebrado la barrera de los 400 milímetros y con un escenario de lluvias normales por delante estaríamos en condiciones de anticipar la persistencia de suelos saturados y en algunos corredores, excesos y anegamientos”.

Según Heinzenknecht, aunque no en forma generalizada habrá sectores en las provincias de la región central “que deberán plantearse estrategias para una cosecha en condiciones que presentarán dificultades de piso”.

De todos modos, a pesar de estos problemas se mantienen, destacó el experto, “muchas áreas de la zona núcleo con un potencial de rinde muy satisfactorio”.

Para lo inmediato, “el aire tropical está instalado y su influencia sobre la primera quincena de marzo parece más que evidente”, por las precipitaciones. Señaló que el transporte de masas de aire tropical con alto contenido de humedad no será revertido fácilmente.

“La señal de cambio la dará la primera entrada de aire frío, algo que por lo pronto no aparece en el horizonte del mediano plazo y quizá no se concrete hasta la transición estacional, ya iniciando el mes de abril”, estimó.

El mes fuerte para la cosecha de soja es mayo, pero ya a mediados de marzo hay zonas recolectando el cultivo.

 

LA NACION / Campo

Deja un comentario