Productores de cerdo alertaron por la pérdida de rentabilidad y la importación

Se movilizaron en el acceso del puente Rosario-Victoria y pidieron medidas de apoyo al Gobierno, entre otras limitar el ingreso de productos desde Brasil

 

Los productores mostraron su descontento en la movilización

Los productores mostraron su descontento en la movilización.

 

“Si no cambian las políticas vamos a desaparecer. Producir un kilo de cerdo nos cuesta 20 pesos y nos pagan entre 17 y 19 cuando lo vendemos. La ecuación no cierra por ningún lado”, aseguró Javier Paillole, productor de cerdo de Camilo Aldo, Córdoba.

El argumento de este productor se reproducía en las historias de más de un centenar de criadores de cerdo enrolados en la Federación Agraria Argentina (FAA), que protestaron esta mañana en la cabecera del puente Rosario-Victoria para demandar al gobierno nacional el cierre de las importaciones de carne de cerdo y la aplicación de una compensación económica de 3 pesos por kilo, entre otras medidas.

La manifestación se realizó en el puente que une las provincias de Santa Fe y Entre Ríos para recargar de sentido el lugar de la protesta, ya que por esa conexión vial es la que transitan los camiones con carne de cerdo que provienen de Brasil.

Los productores mostraron su descontento en la movilización

Los productores mostraron su descontento en la movilización

En medio de la ruta, Omar Príncipe, presidente de FAA, afirmó que “no hay que ser economista para darse cuenta que los pequeños productores se están fundiendo. Se triplicaron los costos de producción durante los últimos meses y a la par se incrementaron las importaciones de Brasil y Dinamarca”.

“No exigimos que se cierre la importación, pero sí que se limite”, afirmó Príncipe. “Abrir las importaciones sin equilibrio nos va a dejar afuera del sistema”, indicó. “Este modelo es solo para los grandes productores y las grandes empresas”, dijo y agregó que “no se pueden cambiar las reglas de juego a cada rato. La producción de cerdo produce arraigo”. Príncipe dijo que la protesta surgió luego de que no obtuvieran respuestas oficiales.

Actualmente en el país, según fuentes de FAA, están registrados unos 4600 productores porcinos, pero ante cierta informalidad del sector pueden alcanzar los 10.000. Durante los últimos años muchos productores agropecuarios chicos y medianos se refugiaron en la cría de cerdo como una alternativa. “Se transformó en una actividad de subsistencia, que le garantizaba al productor chico una salida viable ante el incremento del consumo de cerdo, tras la persistente suba del valor de la carne de vaca”, advirtió Paillole.

En el primer cuatrimestre del año, el consumo por habitante alcanzó los 12,4 kilos por habitante, un 17% más que en igual período de 2015. Según la consultora de Investigaciones Económicas Sociales (IES), el incremento en el precio de otras carnes, como la vacuna, favoreció al cerdo, que tuvo una suba menor.

Los productores manifestaron que el incremento del precio de maíz, tras la quita de las retenciones fue muy perjudicial para el sector, a lo que se sumaron la suba de las tarifas de servicios públicos, como electricidad y gas, y también el precio del gasoil.

Lo que plantearon desde FAA es que los pequeños y medianos productores de cerdo son los que dinamizan la economía de los pueblos y las ciudades chicas del interior. “El productor chico es el que vive en el lugar donde produce y compra los insumos y herramientas que necesita en la zona, por lo que inyecta dinero en la economía local”, señaló Paillole.

Lucas Fanelli, productor de cerdos de la localidad santafesina de Chabás, opinó que no sólo aumentaron los costos de producción, sobre todo el maíz que pasó de 80 a 300 pesos el quintal, sino también las tarifas de electricidad y gas. “Hoy es insostenible producir a pérdida porque nadie tiene espaldas para aguantar”, sostuvo.

Deja un comentario