Productores de Santa Fé y Entre Ríos perdieron u$s 4.000 millones.

Productores de Santa Fe y Entre Ríos estimaron que sufrieron pérdidas por unos u$s4.000 millones en el sector agropecuario por la inundación de campos provocada por las lluvias récord registradas durante abril.

El presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Dardo Chiesa, expresó que por anegamiento de campos y tras haberse malogrado los cultivos “hay mucha soja que está ardida, podrida y con campos sin piso” para posibilitar el ingreso de cosechadoras y/o camiones que permitan avanzar con la cosecha gruesa.

inundaciones 2142621w620

“Solo en Santa Fe, las estimaciones por pérdida serán de u$s2.700 millones y en Entre Ríos de u$s1.300 millones”, explicó Chiesa en declaraciones a la agencia de noticias DyN.

Ante ese panorama, señaló que ahora resta “seguir trabajando en un sistema de contención junto al gobierno nacional”.

Estos números le fueron presentados esta semana al propio Ricardo Buryaile, titular del Ministerio de Agroindustria, y también fueron evaluados en las últimas horas por referentes de CRA; el presidente de Carsfe, Gustavo Vionnet; y del INTA, Amadeo Nicora.

Allí, se refirió que el 80% de los tambos de Santa Fe, es decir unos 1.000 establecimientos, enfrenta una crisis y cuenta con serias dificultades para almacenar o remitir su leche a las usinas lácteas.

De acuerdo a los datos recabados por Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe (Carsfe) indicó que la estimación de pérdidas por exceso hídrico en la provincia asciende a unos u$s2.724 millones.

Según los ruralistas santafesinos, el perjuicio para el caso de la lechería provincial ronda los u$s768 millones, que se suman a otras pérdidas por u$s1.017 millones en agricultura y u$s689 millones en ganadería bovina por la inundación de campos.

En el caso de los tambos, los datos expuestos por Carsfe expresan una pérdida que ronda los $20.434 por hectárea. Esa cifra que redundaría en un monto que crece hasta los $11.514 millones como pérdidas totales por el anegamiento de campos, sobre costo de alimentación por pérdida de pasturas o silos, mortandad de animales y reparación de corrales, añadieron los ruralistas.

La entidad también contabilizaría un quebranto en el segmento agrícola de u$s947 millones en soja por la afectación de 2,85 millones de hectáreas en Santa Fe, que se sumarían a otras pérdidas de u$s50 millones en maíz de segunda y tardío y otros u$s20 millones de en sorgo.

Créditos del Banco Nación

El Banco de la Nación Argentina (BNA) anunció la puesta en marcha de un plan de contingencia para ayudar a los clientes afectados por las inundaciones que están impactando en las poblaciones ribereñas de varias provincias del norte, centro y Litoral argentino.

“Nuestra obligación como institución es estar cerca de la gente y, por esa razón hemos dispuesto una serie de medidas extraordinarias que se articularán con otras importantes acciones dispuestas por el gobierno nacional, con el objetivo de paliar los efectos de esta gravísima inundación que nos conmueve como sociedad a todos los argentinos”, señaló Carlos Melconian, presidente de la entidad.

Entre las principales medidas dispuestas para los clientes del BNA radicados en las zonas afectadas, se cuentan:

* Productores y PyMEs agropecuarias afectadas:

• Los clientes alcanzados por la emergencia o desastre agropecuario según la Ley N° 26.509 podrán acceder al otorgamiento de prórrogas para las obligaciones contraídas con el BNA (capital e intereses), cuyo plazo será hasta finalizar la emergencia. Una vez finalizada, el BNA podrá refinanciar el capital.
• Además, estarán en condiciones de acceder a nuevos préstamos destinados al financiamiento de capital de trabajo, de hasta $2.000.000 a un plazo de 36 meses. Dicho crédito podrá ser utilizado para la cancelación de deudas asumidas con la tarjeta Agronación.
• También podrán recibir préstamos para inversiones para la comprar de maquinarias o equipos destinados a minimizar los efectos del desastre y/o mejoramiento de productividad por un monto máximo de hasta $3.000.000 por un plazo de hasta 60 meses, pudiendo

recibir distinto tratamiento según la producción de que se trate.
• Por último, se mantendrán operativos los límites fijados para descuento de cheques de pago diferido.

* PyMEs no agropecuarias afectadas:

• Las empresas PyMEs afectadas podrán acceder a un préstamo de hasta $200.000 por un plazo de hasta 48 meses, con un período de gracia de hasta 90 días para el pago de capital.

* Individuos afectados:

• Podrán acceder a un préstamo personal de hasta $80.000 por un plazo de hasta 48 meses, con un período de gracia de hasta 90 días para el pago de capital.
• Aquellos que tengan préstamos hipotecarios para vivienda, podrán ser beneficiados con la prórroga de los vencimientos de las cuotas por un período de 180 días, para aquellas operaciones cuya fecha de cancelación opere a partir del 01.04.2016. Asimismo, se llevarán los vencimientos al final del período.
• Los usuarios de las tarjetas de crédito emitidas por el BNA podrán cancelar su deuda sin generar la baja de las mismas, solicitando un préstamo personal destinado a tal efecto, hasta $50.000, con un período de gracia de 90 días.
• Para quienes tengan préstamos personales, se prorrogarán los vencimientos por un período de 180 días de las cuotas cuya fecha de cancelación opere a partir del 1 abril de 2016. Asimismo, se llevarán los vencimientos al final del período.

Los interesados en acceder a estos beneficios deberán acercarse a la sucursal de origen con una constancia emitida por la Municipalidad que corresponda en la que se certifique su condición, a fin de poder iniciar el trámite respectivo.

Fuente: Supercampo.

Deja un comentario