Productores del Sudeste cordobés reinician la cosecha de soja.

Productores sojeros del sur y centro de Córdoba lograron ayer comenzar con laslabores de trilla pese a levantar un poroto con una humedad de 14 a 20% luego de dos semanas de muy mal tiempo, en tanto que en el Litoral persiste el estado de alerta por posibles nuevas tormentas.

Según la Bolsa de Cereales de Córdoba, hasta fines de marzo -cuando comenzaron a sucederse las lluvias y tormentas- en el distrito mediterráneo se había cosechado un 17% de la soja y un 29% del maíz implantado durante el presente ciclo, cifras que se ubican muy por debajo de la cosecha anterior.

001

Con la mejora del tiempo sobre buena parte de los campos de esa provincia, los productores se apuraron, pese a no contar con las mejores condiciones de piso, a meter las máquinas en los lotes de soja que aún restan cultivar, ya que consideran que la urgencia por recolectar el poroto se impone a las necesidades que presentan los maizales.

Más allá de esto, las condiciones constatadas que ofrecen los granos oleaginosos no es la adecuada, principalmente en lotes de soja ubicados en áreas del centro y norte del distrito mediterráneo. No obstante, se optó por reanudar la trilla y cosechar lo que se pueda.

El apuro se sustenta en la posibilidad de no dejar pasar el tiempo, el cual a cuenta del alto nivel de humedad actúa en favor de la pérdida de calidad, frotes del grano y/o rotura de la vaina y caída de la planta.

Desde Entre Ríos, el vicepresidente de CRA (Confederaciones Rurales Argentinas), Jorge Chemes, admitió que la situación en las áreas rurales del distrito resulta ser “muy complicada” para la producción, ya que “hace 20 días” hay animales sobre el barro, caminos rurales intransitables y con lotes de soja “muy difíciles de cosechar”.

Chemes indicó que “el sistema de rutas está cortado, hay puentes colapsados y toda la producción agropecuaria está comprometida: la cosecha de soja que pintaba muy bien está muy difícil de cosechar”.

“Hace 20 días que los animales están sobre barro y esto será un golpe importante al sector. Esto genera un panorama complicado y tendremos serios económicos y financieros en el sector”, aseguró.

En tanto, en Santa Fe, la Bolsa de Comercio local difundió ayer un crítico informe respecto al estado de situación que ofrecen 4,5 millones de hectáreas del centro y norte de esa provincial, donde “se han perdido 1,1 millón de toneladas de soja” que no pudo ser cosechada.

De acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional, continúa el estado de alerta por posibles tormentas intensas sobre el noreste cordobés, centro y norte santafesino, centro y norte de Entre Ríos, Chaco, Corrientes, este de Salta y Jujuy, y este de Santiago del Estero.

Deja un comentario