Productores que siembren trigo deberán declarar el origen de la semilla.

La campaña de trigo está comenzando a nivel nacional y, en ese marco, el Instituto Nacional de Semillas (Inase) publicó en el Boletín Oficial su en la que establece la obligación declarar el origen de la semilla sembrada.

020

“A partir de la Campaña 2016/2017, los usuarios de semilla de trigo que pasan a integrar el ‘Registro de Usuarios de Semillas’, deberán presentar una Declaración Jurada con información y documentación sobre el origen de la semilla utilizada y reservada en trigo”, dispone la normativa.

Esta obligación abarca a todos los productores cuya facturación anual sea superior a tres veces el monto correspondiente a la categoría más alta de monotributista, independientemente de si se encuentran inscriptos o no en el régimen de monotributo, según consignó Agrovoz.

Además, “se exceptúa de la obligación de registrarse a los usuarios de semilla inscriptos en el Registro Nacional de la Agricultura Familiar (Renaf)”.

Para certificar el origen de la semilla, los productores deberán presentar una Declaración Jurada que contendrá información sobre ubicación del predio, superficie sembrada, kilogramos de semilla utilizada, sus variedades y la documentación que avale su origen. Este trámite debe cumplirse antes del 31 de agosto.

En tanto, el plazo máximo para completar la Declaración Jurada con información de la cantidad de semilla reservada para uso propio, sus variedades y el lugar donde la misma se encuentra almacenada, vencerá el 31 de enero.

“Cumplidos los requisitos anteriores, el Instituto Nacional de Semillas entregará al productor el Certificado de Semilla de Trigo de Uso Propio. El productor agropecuario procederá a rotular los envases de la semilla de trigo de uso propio para lo cual podrá usar copia del certificado emitido por el Inase”, concluye el texto normativo.

Fuente: Edición Rural.

Deja un comentario