Pronostican muy buena campaña para el trigo

La Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA) pronosticó una muy buena campaña para el trigo este año, con una importante recuperación de la superficie a implantarse con el cereal.

Para Marco Prenna, subdirector de Insumos Agropecuarios de ACA, las razones para ser optimistas en referencia: un mejor precio del cereal, una mejor relación insumo/producto y más opciones de comercialización, especialmente en los mercados externos. “Será un año de más de cinco millones de hectáreas de trigo, porque sin retenciones, la relación insumo/producto de fertilizantes es una de las mejores de los últimos años, reflejando que se necesitan entre 5 y 6 toneladas de trigo para adquirir 2 toneladas de fertilizantes (una de urea granulada y una de fosfato diamónico), considerando precio puesto en instalaciones portuarias”, destacó Prenna.  Además sostuvo que “apuntar a trigo de buena calidad será una de las estrategias de los próximos años, ya que la experiencia indica que la calidad se paga”.

Por otra parte, señaló la importancia de que el productor elija una buena genética a la hora de sembrar, y luego realice una adecuada fertilización fosfatada y nitrogenada, para obtener un trigo de buena calidad industrial y por consiguiente, un mejor precio de venta.  “Estamos convencidos que este año 2016 es una excelente oportunidad para sembrar y cosechar los trigos ACA”, concluyó, al disertar en Rosario durante una reunión de la que participaron alrededor de 150 técnicos de todo el país.

Por su parte, Leandro Ortis, de ACA, presentó la performance de distintas variedades de trigo de la marca y recalcó que “los objetivos de mejoramiento de ACA son desarrollar y liberar cultivares de trigo con alto potencial de rendimiento”.   La compañía continuó con el mejoramiento genético de trigos en su Criadero de Cabildo, en las cercanías de Bahía Blanca, y en los últimos años agregó otros ambientes de mejoramiento de semillas de trigo, como Pergamino y Balcarce.

La gran variedad de trigos ACA de altos rendimientos, muy buena sanidad y alta calidad industrial alcanzaron en los últimos años una participación de mercado que supera el 20% de las semillas de trigo comercializadas en la Argentina. Gustavo Ferraris, de la Estación Experimental Agropecuaria INTA Pergamino, destacó: “Podríamos estar actualmente ante un escenario ideal ya que este año habrá un buen perfil de agua en el suelo”.

El especialista recordó que la Argentina viene de una historia de baja fertilización y balance de nutrientes negativo, porque la agricultura estuvo basada en un cultivo altamente extractivo como la soja.  “El objetivo en los próximos años será desandar el camino y recuperar el balance de nutrientes”, sostuvo Ferraris.

Fuente: diario BAE

Deja un comentario