Proyectan menor área sembrada, con ingresos similares a la anterior campaña.

El consultor Gustavo López, de Agritrend SA, estima que la producción final de granos de la campaña 2015/2016 se ubicará en 105,5 millones de toneladas, versus los 110,6 del ciclo previo. Ya se sabe, gran parte de la caída se debe al derrumbe del maíz, del cual sólo se sembraron2,9 millones de hectáreas, que podrían producir 22 millones de toneladas, versus los 26 millones del ciclo 2014/2015.

011

Algo parecido pasa con el trigo 2015/2016, con 3,4 millones de hectáreas y 10 millones de toneladas, contra los 12 millones 2014/2015.

En otros cultivos las diferencias entre campañas son poco significativas: soja, 58 millones de toneladas 2015/2016 versus 59 millones 2014/2015; girasol, 2,5 millones de toneladas, versus 2,3, y cebada 4 versus 2,9 millones.

Las caídas de los cereales cobran mayor dimensión cuando se compara el área sembrada en la campaña 2015/2016 versus la del ciclo 2011/2012 (récord de superficie implantada). En maíz, los 2,9 millones de hectáreas de la actual campaña están muy lejos de los 4,9 millones de entonces. En trigo, los 3,4 millones de hectáreas son un 27% menores a los 4,6 millones 2011/2012.

A pesar de la caída del volumen total producido en la campaña 2015/2016, el ingreso de los productores podría ser si productores milar al del ciclo anterior: 20.942 millones de dólares versus 21.026 millones en la temporada comercial 2014/2015. La causa es sencilla: losaumentos en los precio del trigo, de 140 a 160 dólares; del maíz, de 110 a 150 dólares; de lacebada, de 140 a 155 dólares; del sorgo, de 95 a 140 dólares, y del girasol, de 220 a 270 dólares.

De cara al futuro, López hizo un cálculo preliminar sobre el área sembrada y sobre la producción que podría obtenerse en el ciclo 2016/2017 de mantenerse las actuales reglas de juego. Para eltrigo, considerando un aumento de área del 41% respecto del ciclo 2015/2016, se llegaría a 4,8 millones de hectáreas, 200.000 hectáreas por encima del ciclo 2011/2012. Con esa superficie, la producción podría volver a 15, 1 millones de toneladas, si el clima acompaña.

Para maíz, un aumento de área del 38%, al pasar de 2,9 a 4,0 millones de hectáreas -aún por debajo del récord de 2011/2012-, lo que permitiría producir 30,5 millones de toneladas.

Si se repitiera la superficie sembrada con soja (20,5 millones de hectáreas) se podrían producir nuevamente 58 millones de toneladas. El área sembrada con girasol sin retenciones podría catapultarse 62%, al pasar de 1,3 a 2,1 millones de hectáreas, y acercarse a la época gloriosa que tuvo hace algunos años, con una cosecha de 3,8 millones de toneladas.

Si se consideran los otros cultivos, la cuenta final daría 121,6 millones de toneladas, versus 105,5 de la actual campaña (+15 por ciento). La novedad sería que el porcentaje de oleaginosassembradas sobre el total implantado bajaría al 66% versus el 70 por ciento del ciclo 2015/2016, lo cual torna más sostenible al sistema productivo argentino.

“De mantenerse el actual nivel de precios, en este nuevo esquema productivo el valor de la producción granaria 2016/2017 podría alcanzar los 24.800 millones de dólares, con una mejora respecto del ciclo 2015/2016 de aproximadamente 3900 millones de dólares”, concluye López.

Fuente: fyo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.