Recomiendan cómo hacer aplicaciones de agroquímicos sin deriva

Un informe de Casafe destaca la necesidad de trabajar sobre el tamaño de las gotas y su cobertura

Un  informe de la Cámara de Sanidad Agropecuaria y Fertilizantes (Casafe) recomienda cómo realizar aplicaciones de agroquímicos sin deriva. En este punto, el tamaño de las gotas y su cobertura son clave para ese objetivo.

“Gotas menores a 150 micrones son tendientes tanto a evaporarse como a ser trasladadas más fácilmente por el viento, que gotas más grandes. Sin embargo, si bien las gotas grandes generalmente no producen exoderiva, gotas extremadamente grandes presentan un comportamiento inadecuado, ya que pueden rebotar y no ser absorbidas por las plantas, cayendo al suelo, lo que se conoce como endoderiva. Por lo cual, los tamaños útiles para aplicaciones agrícolas se encuentran entre 150 y 400 micrones”, precisa Casafe.

En insecticidas y fungicidas, donde según la entidad se requiere una buena cobertura, en general se utilizan gotas de fina a mediana. “Esto se debe a que, por ejemplo, muchos insectos o enfermedades se encuentran localizados en sectores difíciles de alcanzar cuando el cultivo ya ha cerrado el surco”, sostiene el informe.

Es clave el manejo de las gotas y su cobertura

Es clave el manejo de las gotas y su cobertura. 

En tanto, para herbicidas en general el control de malezas se realiza en períodos de barbecho. Y cuando el cultivo ya ha cerrado el surco la propia competencia que ejerce el cultivo hace innecesario el control de malezas. “Diversos estudios demuestran que gotas grandes generan el mismo control de las malezas que gotas medianas a fina”, indica el trabajo.

Casafe afirma que el tamaño de las gotas puede modificarse a través de la variación de presión o mediante la utilización de diversas boquillas. En el mercado también existen boquillas antideriva, Y se encuentran boquillas de aire inducido, que incorporan el aire para la partición de la gota al momento del impacto.

“Es importante remarcar que el tamaño ideal de la gota también estará relacionado a las condiciones ambientales que nos encontremos al momento de realizar la aplicación. Por ejemplo, con temperaturas altas lo mejor es utilizar gotas más grandes, las cuales son menos tendientes a evaporarse”, indica.

Deja un comentario