Rotam plantea que en Soja el manejo anterior incide en la sanidad de este ciclo.

En la actual campaña sojera se anticipan enfermedades foliares en forma importante al igual que la aparición del complejo de chinches en forma anticipada.

 Las condiciones de cosecha de soja en el otoño pasado posibilitaron la transmisión de enfermedades a través de la semilla que pueden tener alta incidencia en la performance de los cultivos implantados este año. La alta proporción de lotes que repiten el cultivo de soja, con rastrojos muy infestados, también aumenta las probabilidades de una alta presión de enfermedades foliares.

017

Así es altamente probable que este año no deba tomarse como cierta la “receta” de aplicación de fungicidas en R3 como es usual y que sea necesario realizar un tratamiento antes del cierre del surco para bajar la presión del inóculo de enfermedades como Mancha Marrón, Mancha Púrpura e inclusive, Mancha Ojo de Rana, al fin del estadío vegetativo (inicios de R1), para luego llegar con una nueva aplicación si fuera necesario hacia R4 y tener el cultivo cubierto todo el ciclo. Esto se maximiza si la variedad sembrada es de un grupo de madurez intermedio a largo para la latitud correspondiente. Referido a enfermedades, no sólo cuentan las condiciones pronosticadas, sino también las pasadas, y de donde se viene respecto a la sanidad de la semilla y del rastrojo en lote.

 Rotam® tiene en su cartera de soluciones a Ykatu®, un fungicida sistémico para el control de enfermedades foliares en soja que combina la destacada acción preventiva y antiesporulante de Azoxistrobina (grupo de las estrobilurinas), con el efecto preventivo, curativo y erradicante de Tebuconazole (grupo de los triazoles). La mezcla de ambos principios activos determina una acción combinada, bloqueando el proceso respiratorio y la síntesis de ergosterol en los hongos. Esta acción asegura un amplio espectro de control en un período prolongado y reduce el riesgo de aparición de cepas resistentes. 

Gran presencia de Chinches

Este año fue muy común ver lotes con demoras importantes en los tratamientos de control de malezas, inclusive con presencia de especies de múltiples resistencias tratadas muy sobre la fecha de siembra. Esto influye sobre los consumos de agua y nutrientes del lote, y en cultivos de trigo o legumbres sirven como puente verde para diferentes especies de chinches, que adelantan la aparición de nuevas generaciones. Al respecto se observó la gran presencia de la plaga en el invierno e inicios de primavera, lo que indica que es muy probable que la presión de la plaga sea alta y anticipada.

Cualquier control del complejo de chinches debería contemplar un fuerte efecto de volteo y una persistencia en la planta para controlar las nuevas generaciones. Kospi® de Rotam® es un insecticida formulado en base a Bifentrin e Imidacloprid, que combina la acción de un piretroide y un neonicotenoide actuando por contacto, ingestión y vía sistémica en el control de insectos. Se combina el poder de volteo del Bifentrin y el efecto prolongado o residual del Imidacloprid, con la ventaja no menor que si se está controlando chinches en ambientes predisponentes a la aparición de arañuelas, se evita el efecto inductor a su aparición de otros piretroides.

En relación a enfermedades y plagas que afectan el cultivo de soja es tan importante presupuestar el futuro como actuar sobre lo que sucedió en el lote en la campaña y barbechos anteriores para tener una planificación que permita mantener el potencial productivo de los lotes, punto fundamental para potenciar la rentabilidad.

 

Deja un comentario