Rotam propone trabajar calidad y potencialidad de trigo y cebada desde la Siembra.

Al planificar una siembra exitosa varios puntos hacen al resultado final, entre ellos elección de la variedad, la fecha de siembra, la fertilización, la limpieza del lote y el éxito en la implantación. Todas son variables trascendentales para establecer un alto potencial de rinde que permita aprovechar las ventajas del trigo en el nuevo contexto.

019

Respecto al éxito en la implantación, la eficiencia de siembra y la cantidad de plantas logradas por metro cuadrado juegan un papel importante en la generación del rinde, ya que se relacionan con la cantidad de granos por metro cuadrado cosechados. Y un factor fundamental es la sanidad a partir del uso correcto de fungicidas e insecticidas de semillas que protejan las plántulas desde su emergencia, hasta los primeros estadíos vegetativos. Agentes patógenos como Fusariosis (Fusarium graminearum), Carbón volador o desnudo (Ustilago nuda sp. Tritici) y Carbón hediondo o cubierto (Tilletia spp.), además de plagas como Gusanos blancos, Gusanos alambre, Pulgón ruso, Pulgón verde y Gorgojo del trigo son fuertemente condicionantes del éxito de implantación de un cultivo, que permita luego del macollaje, aspirar a un número de espigas por metro cuadrado lo suficientemente alto como para maximizar el rendimiento potencial.

Kava® de Rotam es un curasemilla formulado en base a Imidacloprid y Tebuconazole que le provee a la semilla y a la plántula protección frente al ataque de insectos y enfermedades que se transmiten por la semilla, como así también frente a los ataques tempranos que pueden afectar su vida útil. El Imidacloprid es un insecticida derivado de las nitroguanidinas que actúa por contacto, ingestión y por vía sistémica, afectando el sistema nervioso de los insectos del suelo y de aquellos que atacan a la planta en la emergencia y los primeros estadíos ocasionándole la muerte, al estilo del Pulgón Ruso o Pulgón Verde. El Tebuconazole es un fungicida sistémico de efecto preventivo, curativo y erradicante que inhibe la biosíntesis del ergosterol de los hongos, impidiendo su multiplicación.

Por otra parte, no tiene mayor sentido práctico tener un cultivo perfectamente nacido pero con problemas de malezas ya implantadas. Para lograr barbechos de trigo limpios, herramientas como el Diflufenican y su posible combinación con Clorsulfurón y Metsulfurón, provee un excelente control y residualidad para mantener a raya a malezas como Rama Negra, Viola y Parietaria. Ambos principios activos están presentes en herbicidas como Tuken® y Finesse®, comercializados por Rotam de Argentina.

Deja un comentario