¿Se acabó el amor entre el campo cordobés y De la Sota?

Coninagro, Cartez y la Sociedad Rural de Córdoba difundieron un duro comunicado en el que manifiestan su desencanto del primer mandatario, “quien publicitó a lo largo y ancho del país su relación con las entidades”, cuando en la actualidad no las atiende.

OTROS TIEMPOS. Cuando el gobernador De la Sota recibía a las autoridades de las entidades locales.

OTROS TIEMPOS. Cuando el gobernador De la Sota recibía a las autoridades de las entidades locales.

Las delegaciones cordobesas de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro), la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (Cartez) y la Sociedad Rural emitieron un comunicado en conjunto en el que hicieron duras críticas al gobernador José Manuel de la Sota.

“El gobernador descuidó la Provincia con sus aspiraciones presidenciales”, sintetizó  el titular de Coninagro, Marcos Giraudo.

El texto, que lleva el título “Desde el diálogo que construye al silencio que agobia”, deja constancia de que durante el último año “resultó infructuosa toda tratativa encaminada a reiniciar los encuentros”.

Para las entidades rurales, “la actual administración provincial mostró, hasta fines de 2014, una disposición al trabajo mancomunado para resolver situaciones preocupantes, que valoramos y destacamos. A partir de ese momento, resultó infructuosa toda tratativa encaminada a reiniciar los encuentros. Entonces se desdibuja y desencanta la tarea de quien publicitó, a lo largo y ancho del país, su relación con las entidades” cordobesas.

“Podemos reflejar, sintéticamente”, que la relación “que se inició con un diálogo constante, respetuoso y constructivo, lamentablemente remata en un silencio que desencanta, agobia y compromete”, indicaron.

El escrito, firmado también por José Manubens Calvet (Cartez) y Alejandro Ferrero (Sociedad Rural), asegura además que tampoco continuaron las reuniones con los ministros y las dependencias gubernamentales, a excepción de los funcionarios del Ministerio de Agricultura, de los que dejaron constancia que “jamás” eludieron “sus compromisos”.

Ley de bosques
Uno de los reclamos específicos tiene relación con la Ley de Ordenamiento Territorial del Bosque Nativo.

Según las entidades, De la Sota se comprometió a que el trámite para solicitar permiso para sembrar pasturas en las zonas consideradas amarillas (para las que se requiere autorización ambiental previo a la realización de labranzas) sería más expeditivo.

Sin embargo “demoran muchísimo tiempo y si Policía Ambiental te encuentra sin el permiso, te ponen una multa millonaria”, dijo Giraudo.

“Está probado, incluso figura en la ley, que el rolado bajo y la siembra de pasturas son muy amigables con los bosques”, dijo. “No podemos hacer ganadería si no contamos con pastizales”, agregó.

Las complicaciones respecto de los trámites que se deben cumplimentar se originaron en la reglamentación de la ley, que data de la gestión anterior de Juan Schiaretti -ahora gobernador electo-.

“Tenemos expectativas de que se dé finalmente un cambio. Pero es difícil de creer que Schiaretti vaya a solucionarlo cuando los funcionarios y legisladores de su gestión fueron los que lo originaron”, remarcó.

El documento también reclama por la falta de información respecto de la aplicación de los ingresos en concepto de Tasa Vial, Fondo de Mantenimiento de la Red Firme Natural, Fondo Rural para Infraestructura y Gasoductos, Fondo para Consorcios Canaleros y el Fondo de Infraestructura para Municipios y Comunas.  Asimismo, critica a los legisladores por aprobar –en primera lectura– el Presupuesto 2016, con los aumentos impositivos solicitados por el Poder Ejecutivo.

Federación Agraria

En marzo pasado, la delegación local de Federación Agraria Argentina dio el portazo a las reuniones que se llevaban a cabo con el Gobierno. “Después de haber participado en innumerables reuniones, después de haber expuesto hasta el hartazgo la posición del sector, después de haber explicado y fundamentado la relevancia que conlleva para la ganadería de cría y para la recuperación del bosque nativo la práctica silvopastoril conocida como control selectivo de baja intensidad, decidimos no participar más”, indicó Agustín Pizzichini en ese momento.

Deja un comentario