Se estima que la siembra de trigo alcanzará una superficie de 5m de hectáreas

Estiman un crecimiento en la siembra del cereal con alto predominio de cultivares de alta calidad industrial

Considerado el cereal de invierno más importante que se produce en la Argentina, el trigo presenta perspectivas de crecimiento de la siembra con un alto predominio de cultivares de alta calidad industrial. Las condiciones de mercado, económicas y productivas impulsan un crecimiento que, en línea con las estimaciones públicas y privadas, sería de entre 4,8 y 5 millones de hectáreas.

 

Esto se suma a las recientes declaraciones del ministro de Agroindustria bonaerense, Leonardo Sarquis, quien afirmó que desde Brasil estarían dispuestos a comprar unos 4 millones de toneladas de harina y granos, por lo que alentó a los productores: “Siembren con confianza”.

Para Gustavo Ferraris –técnico del INTA Pergamino, Buenos Aires– “la producción triguera está ante un escenario ideal, ya que este año habrá un buen perfil de agua en el suelo que podrá aprovecharse eligiendo dosis de nitrógeno (N) y estrategias de reposición de fósforo (P) de corto y largo plazo, pensando en la situación deficitaria que este nutriente presenta en la mayoría de los suelos agrícolas argentinos”.

De acuerdo Francisco Di Pane, referente de trigo pan en el INTA Barrow –Buenos Aires–, “la superficie sembrada de trigo pan en el área de influencia fue de 200 mil hectáreas. En este sentido, aseguró que para la campaña 2016/17 la superficie triguera aumentará entre 25 y 30% con un alto predominio de trigos de alta calidad industrial”.

“Es que –detalló Pane–, para esta campaña, la industria molinera demanda altos niveles de gluten y proteína –superiores al 10,5 por ciento– por lo que se generó una expectativa de siembra de cultivares de buena calidad industrial con un aumento de la fertilización nitrogenada y fosforada”.

Saber elegir

Existe una amplia variedad de cultivares disponibles: más de 80 en los ensayos de la Red de Ensayos Territoriales (RET) y quizás más de 90 si contamos a cultivares antiguos fuera de ensayos, según el Instituto Nacional de Semillas (INASE).

Los resultados de la RET de trigo pan en la zona de influencia de cada ensayo brinda una información importante a los usuarios sobre las características de cada cultivar y posibilita la elección del cultivar más adecuado. “Así, el productor o asesor tiene la posibilidad de elegir genotipos adecuados para cada ambiente productivo”, indicó Pane.

En esta línea, el especialista aseguró que los resultados de rendimiento de trigo pan de la pasada campaña fueron “excelentes” en las siembras tempranas asociadas a un ambiente de alto potencial con alta fertilización y suelos profundos.

En cuanto a las siembras más tardías –fines de julio y agosto– con ambientes más restrictivos en cuanto a profundidad del suelo efectivo y una reducida capacidad de soportar estreses de los materiales de ciclo corto, se vio reducido mucho su rendimiento.

Así, el estrés hídrico produjo reducciones de entre un 40 y un 60 por ciento en el rendimiento para las siembras de julio y agosto, respectivamente.

 

Deja un comentario