Se extiende la falta de acuerdos en torno del precio de la soja argentina

Las fábricas volvieron a ofrecer $ 2900 por tonelada disponible para Rosario, pero los compradores exigieron $ 3000; casi no hubo operaciones; repunte parcial en Chicago

soja1

Pasaron la devaluación del peso frente al dólar y la reducción de 5 puntos en los derechos de exportación, pero nada de eso fue suficiente para acercar las partes en el mercado doméstico de soja, donde el volumen negociado continúa siendo reducido.

Ayer, las fábricas volvieron a proponer $ 2900 por tonelada de soja con entrega inmediata para San Martín, Timbúes, San Lorenzo, Ricardone, Villa Gobernador Gálvez y para General Lagos, sin cambios. “Los valores permanecieron por debajo de las pretensiones de la oferta. Un volumen más que significativo aguarda el regreso del mercado a los $ 3000 por tonelada, precio hoy alejado de la voluntad de pago de los compradores”, dijo la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) en su reporte diario.

No obstante la exigencia de los vendedores, que todavía conservan cerca de 13 millones de toneladas de la cosecha 2014/2015, el valor propuesto por los compradores superó ayer el FAS teórico fijado por el Ministerio de Agroindustria, de 2683 pesos por tonelada.

“Antes de la devaluación, y con un valor de $ 3000 vigente para la soja disponible, muchos tenedores de mercadería imaginaron que tras la liberación del tipo de cambio el valor se aproximaría a los $ 3500 y trabajaron en función de esa expectativa. Hoy, que el mercado quedó lejos de aquel anhelo, conciliar un punto intermedio se está volviendo complicado”, comentó un operador que ayer recibió reclamos de ambos lados de la cadena comercial.

soja

La falta de cambios también se evidenció en los puertos de Bahía Blanca y de Necochea, dado que los interesados mantuvieron sus ofertas en 2700 y en 2650 pesos por tonelada, respectivamente.

De igual modo, para la soja de la próxima cosecha no hubo variantes. Sin ofertas abiertas, la idea de precio que circuló entre los operadores fue de 210 dólares por tonelada. El mercado careció ayer de la referencia de los ajustes del Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), dado que por problemas técnicos no pudieron ser fijados.

En la Bolsa de Chicago la soja logró ayer cortar la racha bajista de cinco ruedas consecutivas y registró un leve repunte. Al cierre de los negocios, las pizarras mostraron alzas de US$ 1,83 y de 1,65 sobre los contratos enero y marzo de la oleaginosa, cuyos ajustes resultaron de 319,67 y de 318,11 dólares por tonelada.

Las compras de ocasión de los fondos de inversión especuladores y de los comerciales (industria y exportadores) fueron las únicas razones alcistas de la rueda para los precios de la soja. Las mejoras, sin embargo, fueron limitadas por los pronósticos de lluvias para el centro y para el norte de la región agrícola de Brasil.

Diferencias por el trigo

La falta de acuerdos entre compradores y vendedores también se replicó en el mercado de trigo argentino, dado que los exportadores mantuvieron ayer sin cambios sus ofertas, al proponer $ 1850 por tonelada de cereal condición cámara para Bahía Blanca; $ 1800 para Necochea, y $ 1700 para las terminales de General Lagos, San Martín y de Timbúes. Los tenedores de la mercadería volvieron a exigir entre 2100 y 2200 pesos por tonelada.

Por la brecha existente entre las partes, se acentuó la demora en la comercialización y en los embarques de la cosecha nueva de trigo (como se amplía por separado).

Las ofertas por trigo con calidad específica (ph 78 y un mínimo de 10,5% de proteína) también se mantuvieron estables en 175 dólares para la zona del Gran Rosario y para Bahía Blanca.

Tras las balas de las últimas ruedas, el trigo estadounidense se negoció en alza ayer como consecuencia de la ola de frío extremo que amenaza los cultivos en la región del Mar Negro (Rusia, Ucrania y Kazakhstán), uno de los principales polos exportadores del grano fino. El contrato marzo del cereal en Chicago y en Kansas sumó US$ 3,40 y 2,66, en tanto que su ajuste fue de 174,81 y de 173,89 dólares, respectivamente.

Respecto del maíz, los exportadores ofrecieron ayer $ 1800 por tonelada para la zona del Gran Rosario, sin cambios. Este valor superó levemente el FAS teórico fijado por el Ministerio de Agroindustria, de 1786 pesos por tonelada.

Por cereal de la nueva cosecha, con entrega entre marzo y abril, la demanda volvió a pagar US$ 142 en el ámbito de la BCR y US$ 140 en Necochea. Para Bahía Blanca, en tanto, los interesados propusieron 145 dólares por tonelada, 2 dólares más que anteayer.

Los contratos marzo y mayo del maíz en Chicago también quebraron una racha bajista de cinco ruedas consecutivas al cerrar con ajustes de 142,71 y de 145,27 dólares por tonelada y al sumar US$ 0,59 y 0,49. El repunte del trigo fue el principal factor alcista para el grano grueso.

Sigue atrasada la exportación de cereales

Si bien recién ayer se removieron formalmente las normas que dieron sustento a los ROE Verdes, la apertura de hecho de las exportaciones de cereales anunciada por funcionarios del Ministerio de Agroindustria no tuvo impacto en el mercado.

Ayer, en el informe semanal de compras, ventas y embarques, el organismo informó que entre el 17 y el 23 del actual no se exportó trigo. En efecto, los despachos de cereal 2014/2015 se mantuvieron fijos en 4.076.400 toneladas, en tanto que las exportaciones de mercadería 2015/2016 quedaron sin cambios, en 26.000 toneladas, un 90,15% por debajo de las 264.000 toneladas despachadas un año atrás.

En cuanto al maíz 2014/2015, el organismo relevó nuevas exportaciones semanales por 90.000 toneladas, que elevaron el volumen total embarcado a 13.943.700 toneladas y que lo dejaron un 5,10 por ciento por debajo de las 14.693.800 toneladas despachadas un año atrás.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.