Se firmó un convenio para avanzar en el Mapa de Suelos

El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentos, la Agencia Córdoba de Inversión y Financiamiento y el INTA, suscribieron el documento para el desarrollo de esta valiosa herramienta en el sur provincial.

convenio-final

Con el objetivo de avanzar en el desarrollo del Mapa de Suelos en la zona sur de la provincia de Córdoba, esta tarde se firmó un convenio de ejecución entre el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentos, la Agencia Córdoba de Inversión y Financiamiento (ACIF) y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).

Suscribieron el documento el titular de la cartera productiva, Julián López; la presidenta de la ACIF, Valeria Piva; y el director del Centro Regional Córdoba del INTA, Eduardo Martelotto. La reunión se realizó en el Salón Auditorio de la ACIF, y asistieron también el secretario de Agricultura, Juan Cruz Molina, y el director de Suelos y Manejo de Aguas, Eugenio Fernández.

Con la firma del convenio, se destinarán 425 mil pesos para avanzar en las tareas de desarrollo del Mapa de Suelos, fundamentalmente en el departamento General Roca, una de las zonas que más necesitan de esta herramienta. En los trabajos colaboran técnicos del Ministerio de Agricultura, del INTA y de la Secretaría de Ambiente.

convenio-tres

Mapa de Suelos. Desde hace tiempo se vienen realizando acciones interinstitucionales para la concreción del Mapa de Suelos en esa zona. Y no sólo se encuentran involucrados los organismos estatales mencionados, sino que también se tiene la colaboración y el impulso del sector privado, en este caso con entidades como la Cámara del Maní y la Fundación Maní Argentina, que tienen como uno de sus principales objetivos la difusión y aplicación de las Buenas Prácticas Agrícolas (BPA).

Las BPA se constituyen como una serie de protocolos fundamentales para hacer de la producción un modelo sustentable y apegado al cuidado de los recursos naturales. Para esto, el Mapa de Suelos es vital. Con esta herramienta, se pueden establecer los distintos tipos de suelo que existen en cada zona, y eso permite la toma de decisiones a nivel productivo y para su protección.

La rotación de cultivos, la conveniencia o no de trabajar un área específica o la determinación de realizar obras de infraestructura, son algunos de los aspectos que se pueden resolver con premura si se cuenta con un Mapa de Suelos; para la elaboración se llevan adelante tareas de campo, análisis de muestras en laboratorio y trabajo de cartografía, entre otras cuestiones.

Deja un comentario