“Seamos héroes” en la era del suelo

Se largó el XXIII Congreso Aapresid “Biosapiens” en Rosario y las palabras de “Pilu” Giraudo durante el acto inaugural resonaron fuerte. “Seamos héroes” dijo en un discurso emotivo y directo

Pilu-en-lanzamiento-Biosapiens

Estimados todos, muy Buenos días.

Hoy inauguramos nuevamente un encuentro que supera los logros del año anterior. Gracias a todos!

Sin embargo esta alegría no es plena, se opaca porque también nos estamos manifestando en diferentes puntos del país advirtiendo acerca del inadmisible deterioro de la actividad agroindustrial en Argentina que encuentra en el norte del país su máxima expresión.

FAO conmemora al 2015 como el Año Internacional de los Suelos y nosotros, desde Aapresid nos unimos. Tenemos el honor y el orgullo de pertenecer a una organización de vanguardia en materia de cuidado del suelo. La huella que deja Aapresid es paradójicamente no dejar huella. Efectivamente, la siembra directa eliminó el surco en el suelo que dejaba el arado para reemplazarlo por la huella irreversible de la innovación tecnológica.

Urge volver a los orígenes de la institución y recordarles cuando la erosión hídrica y eólica de nuestros suelos acechaba en gran parte del país limitando definitivamente la producción, hace más de 30 años. El año pasado, en “La Misión” Aapresid advertimos que “el monocultivo de soja en franca expansión,  con déficit en la reposición de nutrientes, con un balance de carbono negativo en el suelo, superávit de agua disponible  insuficientemente utilizada en la agricultura  por la falta de rentabilidad en la mayoría de los cultivos” limitaba definitivamente la posibilidad de garantizar seguridad alimentaria, ambiental y energética. Esta situación hoy se profundiza y abarca prácticamente todas las zonas productivas del país.

Quién se hará responsable de que la producción de trigo y maíz ocupen los registros menores de la historia del país? Cultivos básicos para la alimentación y generación de energías, también para mantener a nuestros suelos “vivos”.

Quién se hará responsable de destruir las economías regionales y todas las redes organizativas y de servicios que origina la agroindustria, “cruciales” para el desarrollo en los diferentes puntos del país?

OLI_0243

Quién se hará responsable de impulsar el deterioro ambiental en un país que tiene liderazgo mundial en desarrollo de tecnologías que permiten producir en cantidad y calidad al mismo tiempo que se preservan los suelos, se usa eficientemente el agua y no se la contamina, se mantiene el aire limpio, se promueve la biodiversidad y mitiga el calentamiento global pormenor emisiones de gases de efecto invernadero?

En LATAM prevalece la percepción errónea de vivir la riqueza de recursos naturales como estigma, casi como castigo… Facilitadora de “arreglos” entre gobiernos populistas y corporaciones extractivistas, expulsores de los pueblos originarios, contaminantes y explotadores.

En Argentina, y nos animamos a afirmar que en nuestros países limítrofes Brasil, Uruguay y Paraguay porque trabajamos juntos,  la comunidad agroindustrial reconoce como privilegio esta condición y. al mismo tiempo, con enorme RESPONSABILIDAD. Somos reservorio de tierra cultivable, forestación, agua dulce, biodiversidad y otros recursos que promueven que desarrollemos sistemas de producción basados en la siembra directa como tecnología indiscutible, y con investigación y desarrollo abiertos a la mejora continua. Latinoamérica es la “gran despensa global” nos dice el BID en una reciente publicación de la que Aapresid es parte y, sin dudas, Argentina tiene un lugar de privilegio y protagonismo esencial.

Capítulo aparte constituye la creciente demonización del glifosato, los Organismos Genéticamente Modificados y otras tecnologías. Ya no solo pertenecen a la órbita de la biotecnología estas acusaciones.

La mejor decisión es impulsar el debate de ideas bajo la exigencia no negociable de que sea con argumentación científica. Hablamos de producción de alimentos, energías, preservación de la salud humana y ambiental. Es una irresponsabilidad tomar decisiones sin base en la ciencia. Rob Saik, productor y técnico canadiense que nos visita en el Congreso este año afirma que el movimiento anti ciencia o activismo ideológico es la mayor AMENAZA a la seguridad alimentaria global en la actualidad.

Los avances logrados en los Objetivos de Desarrollo del Milenio y su complementariedad con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible -que en septiembre aprobará Naciones Unidas- es una apelación a los gobiernos, pero también un firme llamado a las empresas y la población para que se comprometan con la sustentabilidad de las comunidades y del planeta. Responsabilidad, conocimiento y estrategia público privada.

LAUDATO Sí, la Encíclica reciente del Papa Francisco, recuerda que la Tierra es nuestra casa común, La pregunta que pretende contestar es: ¿Qué tipo de mundo queremos dejar a quienes nos sucedan?. ¿Para qué pasamos por este mundo?  Nos advierte que si no nos planteamos estas preguntas de fondo, nuestras preocupaciones ecológicas no podrán obtener resultados importantes. Desde esa perspectiva ética el Papa extiende su tradicional prédica a favor de la solidaridad entre los pueblos a una dimensión inter-generacional, es decir, abierta a las futuras generaciones. Su Esperanza se evidencia afirmando que la humanidad tiene aún la capacidad de colaborar para construir la casa común; el ser humano es todavía capaz de intervenir positivamente y no todo está perdido, porque los seres humanos, capaces de degradarse pueden también superarse.

El Mensaje es ecuménico y conciliador, se propone entrar en diálogo con todos. Recupera las contribuciones académicas, científicas, que exponen la degradación gradual del ecosistema y la urgencia para su corrección, así como las reflexiones filosóficas y de las religiones que apuntan al desarrollo pleno del género humano.

Y la solución no depende de cómo cuidar el ambiente sino de cómo generar un ambiente de cuidado. O convertimos al cuidado en una cultura o sucumbimos como especie.

Este mandato fortalece nuestro rumbo. La MISIÓN Aapresid es de “custodia de la naturaleza” desde su fundación. Producir cantidad y calidad de alimentos fibras y energías, preservando la salud humana y la ecología, promoviendo desarrollo social. (Ver Manifiesto del XXIII Congreso pegado abajo).-

El modelo Aapresid Argentino con sistemas de producción basados en la siembra directa que debería ser una MARCA PAÍS, ORGULLO NACIONAL.

Su adopción en el cono sur es masivo cuando en el mundo es menor del 10%.

INNOVACIÓN TECNOLÓGICA, ORGANIZACIONAL E INSTITUCIONAL PARA EXPORTACIÓN que debe ir acompañado de la aplicación del resto de las Buenas Prácticas Agrícolas al mismo nivel que el direccionamiento del flujo de carbono, la industria verde que hace posible dar soluciones a la salud humana, bio plásticos, bioenergias, tolerancias a salinidad, sequías, etc. Biotecnología, Nanotecnología, Transgenia y múltiples nuevas ciencias.

El peor derecho de exportación no es el impuesto que se cobra a los productos; la peor retención es limitar un conocimiento que podría ser exportado y generar dividendos millonarios.

Hoy esta Potencia de la Agroindustria Argentina que genera el 60% de los ingresos del país y que podría lograr en 2 años las metas de producción, generación de empleo y divisas, que se plantean para 2020 o 2025, se encuentra estancada y/o en franco retroceso.

No queremos ser cómplices de estar retaceando la producción de alimentos y energías para Argentina y el mundo. No queremos ser cómplices de estar deteriorando nuevamente los suelos. No queremos ser cómplices de desperdiciar agua de lluvia disponible.

Este Congreso, a horas de las elecciones primarias, quiere poner en evidencia la ENORME POTENCIA de la agroindustria argentina, somos una red infinita multiinstitucional que queremos ponernos a disposición del Estado Nacional, Provincial y Local para ser colaboradores básicos y estratégicos para el desarrollo integral del país.

Les pedimos fin al  Anacronismo de los partidos (Peronista/Radical, Izq/Der,…) Necesitamos planteos de políticas públicas integradas para garantizar el desarrollo económico y social inclusivo y la sostenibilidad ambiental en una agenda común.

El gran problema del consumismo es que los mercados se dedican a producir bienes o servicios bajo la lógica de bienes rentables, porque son manejados por Lucrosapiens. Entonces, un bien rentable comienza a pensarse desde la economía –porque es rentable lo produzco y comercializo-, luego genero políticas públicas que lo promuevan, un sistema legal que lo proteja, si ese bien aporta a la dignidad humana no importa porque lo que vale es la rentabilidad y si impacta positivamente en el planeta importa menos aún, porque la rentabilidad justifica cualquier impacto en el ambiente.

El planeta necesita que los mercados sean liderados por Biosapiens, es decir personas que en primer lugar no pongan a los bienes rentables sino a los bienes útiles. Un bien útil se piensa en primer lugar desde el impacto positivo que producirá en el planeta, luego se evalúa el valor que agrega a la dignidad humana, seguidamente se piensa un sistema legal que lo proteja, políticas públicas que lo promuevan y por último, una economía que lo produzca y comercialice. La agroindustria basada en la siembra directa produce bienes útiles porque no deteriora el planeta y garantiza dignidad humana.

El Dr. Manes nos enseñará a superarnos.

No queremos ser cómplices de desaciertos, no queremos ser parte de conflictos, trabajamos buscando posibles soluciones para demandas básicas de la humanidad!!!

Queremos ser HÉROES!

Funcionarios de Gobierno,  decisores políticos conviértanse en PRÓCERES!

Sociedad argentina toda seamos PROTAGONISTAS marcando un hito en las historia de la Humanidad…
Trabajemos JUNTOS para que por primera vez en la historia del planeta, entreguemos suelos en mejores condiciones que las recibidas a las próximas generaciones!

Bienvenidos a BIOSAPIENS, la era del suelo!!!

Deja un comentario