Septiembre se despide sin lluvias

     Se perfilan jornadas con ambiente agradable, libre de precipitaciones y con temperaturas que encuentran una circulación propicia para crecer a partir de la jornada del miércoles.

 

  • jornadas ambiente agradable
    En la imagen satelital se refleja la condición de estabilidad.

Durante la jornada del sábado la franja central de la región pampeana se vio cubierta por el tránsito de nubosidad de escaso desarrollo, la cual sin embargo dejó algunas precipitaciones menores que en algunos sectores de ER, principalmente sobre el sudoeste, llegaron a los 10 milímetros. Estas precipitaciones si bien son marginales respecto del volumen necesario para revertir el atraso pluvial generan parciales alivios sobre los trigales con mayor necesidad de agua.

Para el domingo, ya la inestabilidad y las coberturas se habían desplazado hacia el este y como en la mayoría del país el buen tiempo con altos niveles de insolación ganaron territorio. Hoy amaneció de manera similar, ya sin heladas en el sur, dando comienzo a una semana que se perfila muy estable y sin que se avizoren lluvias para cerrar septiembre. La imagen satelital refleja esta condición de estabilidad.

Algunas coberturas nubosas en las capas altas de la atmósfera que lejos están de anticipar algún tipo de inestabilidad, son el único rastro de actividad por estas horas y el reflejo de un atmósfera muy estable en toda su estructura.

Se perfilan jornadas con ambiente agradable, libre de precipitaciones y con temperaturas que encuentran una circulación propicia para crecer a partir de la jornada del miércoles. Por lo pronto, la jornada del viernes se perfila como la más inestable de la semana. Para entonces pueden reaparecer las precipitaciones aunque en principio con valores muy modestos, manteniendo la tendencia a que se registren eventos pluviales sin aportes significativos.

Durante el mes de octubre, la transición estacional ya deja de ser una excusa que justifique la falta de agua, la misma, de concretarse, respondería a problemas estructurales más complejos. Por lo pronto sólo resta monitorear el aporte de humedad y la persistencia de la circulación del noreste, la única fuente de humedad cierta para el cambio del patrón pluvial durante octubre, mes que por cierto, se caracteriza por tener un máximo en la oferta de agua en gran parte del este de la región pampeana y marca el corrimiento de las precipitaciones hacia la franja mediterránea.

Deja un comentario