SISTEMA RGS CON BOMBEO SOLAR: “TIENE UNA EFICIENCIA SUPERIOR AL 95%”

El especialista en riego localizado Alejo Álvarez Pico se presentó en el predio de la Sociedad Rural de Jesús María, en el marco de una jornada sobre goteo subterráneo con aplicación de bombas de agua solares. A través de parcelas demostrativas y aparatos especialmente instalados para la ocasión, el ingeniero agrónomo profundizó en la puesta en marcha del sistema y sus atributos para la agricultura a gran escala.

riego-jpg

RELACIÓN COSTO/BENFICIO

Según especificó Álvarez Pico, el riego con bombeo solar es más económico que los sistemas de riego que funcionan con motores diesel y/o electrónicos. “La inversión se logra recuperar en el plazo de un año. La vida útil tanto de las bombas como de los paneles solares es de más de 25 años”, puntualizó.

En términos monetarios, el especialista estimó una inversión de entre 70.000 y 100.000 US$, dependiendo de la magnitud de la obra. “El presupuesto incluiría a los paneles solares más los accesorios y materiales para la instalación y puesta en marcha del RGS”, precisó.

En cuanto a los beneficios puntuales de las bombas de agua solares, mencionó el hecho de que no se necesitan ni baterías ni inversor, sumado a que no hay costos energéticos, operativos ni de mantenimiento. “El sistema RGS permite ajustar caudal y energía, teniendo una eficiencia superior al 95%”, añadió.

En ese sentido, el RGS funcionaría como un sistema de riego complementario, teniendo un porcentaje de efectividad mayor al de otras tecnologías, como el riego por mantos o el riego por aspersión. “Se puede llegar a regar hasta 10 veces más”, ratificó Álvarez Pico.

ASPECTOS TÉCNICOS

Las bombas de agua solares ofrecen caudales de hasta 500m³/h y son aptas para regadíos de gran escala y extensión. En cuanto al sistema propiamente dicho, el mismo aporta 20.000 goteros por hectárea, lo que se traducirán en 20.000 litros por lote.

“Es muy importante que el pozo de agua no esté encamisado con arena y que los conectores sean de buena calidad”, aclaró Álvarez Pico. En caso contrario, podrían generarse golpes de presión, que alterarían a la totalidad del sistema.

El disertante recomendó los paneles solares fabricados en China o Canadá y unos goteros hechos a medida por una empresa de La Rioja. “Los caños de los sistemas RGS están revestidos de polietileno para una mayor resistencia”, añadió.

PRECAUCIONES

Antes de instalar un sistema RGS, hay que evaluar el nivel de compactación del suelo a intervenir. “Cada lote, cada campo es un caso diferente y presenta sus particularidades”.

Por otro lado, el Ing. Agr. expresó que el agua y la energía son las principales limitantes al momento de pensar en un esquema de estas características. “Hay que saber cuántos metros cúbicos tiene el pozo de agua del campo en cuestión, para ver si la obra es realmente factible”.

Más allá de eso, Álvarez Pico destacó las buenas perspectivas del sistema RGS y manifestó que sus obras no han tenido ningún inconveniente hasta el momento. “Al proyecto de Santiago del Estero lo estamos haciendo en el monte y no encontramos raíces ni piedras que dificulten la instalación del sistema. En el caso de las obras de San Luis y Jujuy, son en campos de 200 y 400 hectáreas y se está trabajando muy bien”, concluyó

Deja un comentario