Soja llegó al máximo del año: u$s 380 la tonelada

• EN LA TEMPORADA ACUMULA UN AVANCE DEL 19%.
• HAY DUDAS SOBRE EL IMPACTO DE LAS LLUVIAS EN PÉRDIDAS DE LA ACTUAL COSECHA.

 

 La duda sobre cuáles serán las pérdidas finales en la Argentina en la actual cosecha de soja por efecto de las lluvias sirvió para que la oleaginosa subiera ayer en Chicago, un 1,4%, hasta el máximo del año de u$s 380,49 la tonelada. Por ahora, las estimaciones del Ministerio de Agroindustria y los de la Bolsa de Cereales sitúan las mermas entre 3 y 4 millones de toneladas, hasta las 57,6 millones y las 56 millones, respectivamente. Sin embargo, analistas privados ya hablan de una baja de entre 8 y 10 millones de toneladas, por lo que se cosecharían en torno a 50 millones (frente a los 60 millones de toneladas que se estimaban inicialmente para esta campaña). También influyó que subió el precio de la harina de soja, principal producto de exportación para la Argentina, lo que sumó una presión adicional.Con la suba de ayer, en lo que va del año acumula una mejora del 18,9% y, en comparación con el valor de hace 12 meses, la mejora alcanza el 7%. El mejor anterior valor fue el 10 de agosto de 2015, cuando la soja cerró en Chicago en u$s 383,89 la tonelada.

“Da un poco de vértigo los precios a los que se está llegando”, dijo ante la consulta de este diario Dante Romano, profesor investigador del Centro de Agronegocios de la Universidad Austral. En ese sentido, señaló que los fondos especulativos están llevando muy arriba las posiciones y que se está espiralizando las pérdidas en la producción de soja argentina. “Hay casi 20 millones de toneladas negociadas en Chicago por parte de estos fondos. Es una cantidad a la que no se llegaba desde 2014″, agregó.

La duda que los analistas tienen es si esta racha alcista llegó a su fin y, por otra parte, si será efímera o no. “Es difícil dimensionar, pero me da la impresión de que se está llegando al techo”, sostuvo Romano. Explicó que el hecho de que los fondos especulativos estén tan comprados es una señal a tener en cuenta.

Por su parte, el analista de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), Guillermo Rossi, encontró en la suba de la harina de soja la explicación para el incremento de ayer en Chicago. “Los futuros de soja finalizaron en alza, nuevamente liderados por la harina ante la presión compradora de los fondos y la ajustada disponibilidad de harinas proteicas en el mercado de físico. El subproducto alcanzó su precio más elevado desde el 17 de julio del año pasado”, justificó.

Las lluvias que cayeron entre fines de marzo y abril en la región agrícola llevaron a la baja a las estimaciones iniciales de soja para la actual campaña. Mientras que se esperaba que fuera de 60 millones de toneladas, gracias a buenos rindes logrados bien en el inicio de la cosecha, ahora las estimaciones más optimistas hablan de 57 millones de toneladas. Es que las precipitaciones fueron en un período en el que debía hacerse la trilla y, ante la imposibilidad de ingresar a los lotes, parte de la producción se echó a perder por exceso de humedad.

Por las lluvias, también se hizo más lenta la liquidación de las agroexportaciones. La semana pasada ingresaron u$s 478,9 millones, una caída del 29,8% contra los cinco días previos. De todos modos, el monto acumulado desde comienzos de año hasta el 29 de abril se ubicó en 7.996,1 millones, que registró un incremento del 42% contra igual período de 2015, que resultó de 5.039 millones, según datos la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC).

Deja un comentario