Sojas de 50 quintales, maíces de 150, y mejores condiciones de cosecha

¿Cómo estamos para recibir los casi 150 mm que marcan las medias de marzo para el área?

Comenzó la recolección en la región núcleo, y ya se destacan las marcas de los primeros lotes que salen de Marcos Juárez. Con los cultivos en la cuenta regresiva de la cosecha, analizamos las condiciones con las que arranca la cosecha 2016/17. ¿Cómo estamos para recibir los casi 150 mm que marcan las medias de marzo para el área?

Mucho mejor que hace un año atrás

Con una diferencia de 200 mm menos, que surgen al comparar los acumulados de lluvias de febrero de 2016 con el 2017, los suelos ahora están mucho mejor preparados para recibir las precipitaciones normales de marzo. El año pasado, tras el enero seco, febrero se descolgó con acumulados de hasta 400 mm en algunos lugares puntuales. Así comenzaba la cosecha más difícil que tuvo que enfrentar la región. En el sector se lo recuerda bien, los maíces estaban listos para ser cosechados pero no había piso para el avance de la colecta y numerosas zonas estaban anegadas. En este 2017 llovió al revés: muchísimo en enero pero en febrero se normalizó. Con máximos esta vez en torno a los 180 mm, las napas empezaron a retroceder y las perspectivas de recolección son optimistas.

Precipitaciones en febrero de 2016

 

 

 

Precipitaciones en febrero de 2017

Cosecha de maíz demorada por falta de piso

Si bien algunos cuadros comenzaron a cosecharse, la colecta se verá demorada unos días más por el reciente paso del frente de tormenta. En la madrugada del 9/3 las lluvias pasaron por la región dejando importantes acumulados en el sur de Santa Fe y en gran parte de la provincia de Buenos Aires. La zona donde se realizó Expoagro protagonizó fuertísimas descargas. En Santa Teresa y Ramallo hubo registros de 90 mm, Chovet y Baradero le siguen 80 mm, y Labordeboy con 74 mm. Las condiciones irán mejorando con el transcurso de los días. El resto de la semana se espera tiempo estable, con temperaturas más bajas y menor contenido de humedad, lo cual favorecerá al oreado de los suelos para retomar la recolección de los maíces. En Marcos Juárez ya se comenzó con rindes de cuadros aislados de 100 qq/ha, y algunos que alcanzaron los 150 qq/ha. Se espera que en breve la trilla de Bigand y Totoras confirme máximos de 125 a 130 qq/ha. Los de segunda están en muy buenas condiciones. Estuvieron acompañados con reservas de humedad óptimas durante todo su ciclo. Pero la presencia de cogollero, en la mayoría de los casos tuvo que ser controlada, incluso en materiales resistentes.

 

¿Más de 50 quintales?

Se mantienen elevadas las expectativas en soja de primera: ya se habla de rendimientos máximos por encima de 50 qq/ha. Las siembras tempranas están culminando su ciclo (R6-R7), con las enfermedades de fin de ciclo quedando atrás y algunos controles de chinches, el grueso de la cosecha comenzará a fines de marzo. Las chinches se vuelvan a los cuadros de soja de segunda, y ya superan los umbrales de control en zonas puntuales. La brecha de rindes entre la soja temprana y la de segunda sería destacable en esta campaña.

Deja un comentario