Suben precios de los camiones y aumenta la presión sobre los costos logísticos

Los valores de los camiones nuevos, usados y los planes de ahorro para la compra de una unidad 0km han registrado un nuevo incremento, lo que suma presión a la ecuación empresarial y a los costos logísticos de la economía.

camion

Esta advertencia partió de la Cámara Empresaria del Autotransporte de Cargas de Córdoba (Cedac), que alertó sobre el incremento de sus principales insumos para el desarrollo de la actividad, ante lo cual pidió al Gobierno que considere la posibilidad de aliviar las cargas tributarias que recaen sobre el sector y permitia tomar contribuciones e impuestos “distorsivos” a cuenta del IVA.

“Si el Estado quiere que la economía fluya, debe intervenir sobre los factores que inciden en la economía; y algunos de esos son los medios de transporte”, dijo Rolando Pérez, gerente de la Cedac. “Nosotros estamos pidiendo que nos permitan compensar con IVA el pago de los Aportes y Contribuciones Patronales. La incidencia de esto es de casi 6% en la ecuación total de la empresa”, dijo.

Según Pérez, la semana pasada no había precios en las concesionarias de camiones debido a que estaban evaluando un nuevo incremento.

En efecto: luego de una recorrida de este medio por diversas concesionarias, los camiones nuevos aumentaron 16%. Los usados mostraron un incremento de 5%, mientras que los planes de ahorro para la compra de 0km mostraron un alza similar a la de los vehículos nuevos.

“Esto es ilógico. Las terminales ya actualizaron precios durante 2015 cuando incluso les han bajado impuestos”, advirtió Pérez. En ese orden, destacó que la suba incide en la ecuación de la empresa aunque no sea necesario renovar la flota de camiones. “Se trata de un bien de trabajo y se debe actualizar. Un camión ‘pelado’ (sic) cuesta un millón y medio de pesos y ‘armadito’ como para que sea un bien de trabajo, 1,5 millón”, subrayó.

Asimismo, la entidad empresarial advirtió del resto de aumentos que sufre el sector. “El material rodante y los neumáticos tuvieron subas que superan 30%, sumado al combustible, que aumentó 6% en lo que va del año, cuando no se esperaban incrementos en los tres primeros meses. Además, ya se preanunció un nuevo incremento igual o mayor para marzo próximo”, se explicitó en un comunicado.

“La gran preocupación del sector es que en el transporte es muy complicado el traslado a la tarifa. Los que ésta fijan no son los transportistas sino los dadores de carga. Las grandes empresas llaman a licitación y dicen cuánto es lo que se va a pagar”, dijo.

Asimismo agregó: “Hoy hay empresas que tienen muy baja rentabilidad y algunas el año pasado quedaron ‘colgadas del travesaño”.

fuente: Comercio y Justicia

Deja un comentario