Trigo: Claves en Manejo para evitar incidencia de Enfermedades Foliares.

Por lo general, en las últimas campañas de trigo el productor se ha preocupado por llegar al mayor rendimiento posible con una inversión tecnológica acotada. Las condiciones de precio y comercialización llevaron a que el cereal se produjera de la forma más económica posible, dependiendo más de las condiciones ambientales favorables que de la tecnología aplicada. Esto obligó a importar trigos de calidad para poder mejorar la producción local.

090

Las regiones trigueras como la II Norte y II Sur, la III y la IV tienen la característica de presentar condiciones ambientales benignas y precipitaciones desde fines del invierno, que las convierte en áreas de alto riesgo sanitario, especialmente para enfermedades foliares como Mancha Amarilla, Royas y Septoria. Estas afectan principalmente el llenado de los granos y ocasionan pérdidas superiores al 10%. Sin embargo, pueden llegar hasta el 50% en el caso de las Royas. También pueden afectar fuertemente la calidad panadera, un punto que debe ser tenido en cuenta como factor de rendimiento económico importante.

En condiciones como las presentes en esta campaña, con alta humedad, pero con importante frecuencia de heladas que pueden generar daños en la hoja por donde los hongos pueden infectar al cultivo, la recomendación es realizar un monitoreo exhaustivo que pueda cuantificar el nivel de las enfermedades foliares, estableciendo el umbral de daño a partir de evaluar el nivel de incidencia y severidad de las enfermedades foliares.

107

Como criterio general para la aplicación de fungicidas, se debe basar la decisión en evaluar:

  • Las condiciones ambientales
  • El estado de desarrollo crítico
  • El comportamiento sanitario de la variedad de trigo sembrado
  • Las expectativas de rinde
  • El nivel de desarrollo de los síntomas

Condiciones ambientales y desarrollo de los síntomas

Con este clima es poco probable que la Mancha Amarilla

tenga apariciones tempranas ya que se ve favorecida con temperaturas templadas, cercanas a los 20°C y un período de mojado de hojas de 18 horas. Por su parte, las condiciones para Septoriosis de la hoja son temperaturas entre los 20 a  25°C y un período de mojado de 48 horas. Finalmente, la Roya de la hoja se ve favorecida con temperaturas entre los 15 a los 22°C y solo 6 a 8 hs de mojado, con lo cual sólo un rocío es suficiente para su aparición y evolución en el cultivo.

En manchas foliares se debería tener también en cuenta que desde encañazón en adelante, con un nivel de incidencia del 70%, ya debería dispararse el tratamiento, pero en el caso de la Roya de la hoja, dicho nivel no debería pasar del 15 al 20%.

Tipo de aplicación y productos

La pastilla a utilizar en la aplicación de fungicidas debería ser la denominada Cono Hueco para lograr un nivel de turbulencia que permita el acceso al envés de las hojas, teniendo como objetivo un número de 50 a 70 gotas/cm2. Lo ideal es hacerlo con temperaturas que superen los 25°C y que la humedad no sea inferior al 60%. En caso que no se cumpla con alguna de estas condiciones se deberá agregar coadyuvantes y/o adherentes que mejoren la performance del producto.

094

DuPont Agro cuenta con productos para Trigo como el fungicida Stinger®, formulado en base a una mezcla de una estrobirulina, el Picoxystrobin y un Triazol, elCyproconazole, en una proporción 2.5:1. Stinger® tiene un rápido movimiento hacia el interior de la hoja, disminuyendo el riesgo de lavado y posee un importante movimiento translaminar, controlando aquellos focos de enfermedades que se encuentran en el envés de la hoja. A su vez, presenta una alta difusión en cera, generando un poder preventivo importante. Por otra parte, su movimiento por xilema, estabilidad metabólica y su movimiento activo en fase de vapor, le da características curativas, preventivas y erradicantes, tanto de infecciones primarias como secundarias.

Stinger® posee un excelente control de enfermedades foliares como Mancha Amarilla, Roya Anaranjada, Roya Amarilla y Septoriosis, presentando un nivel de control de enfermedades foliares de altísima eficiencia y residualidad dentro del cultivo.

Deja un comentario