Un productor e intendente de Córdoba se quejó de que pagó $ 1200 millones por retenciones y no volvieron en obras

Lo dijo Marcos Rodrigué, titular de unos de los grupos de siembra más grandes del país y jefe comunal de Inriville, en referencia a las retenciones en los últimos 15 años y la falta de obras

La soja es el cultivo que más aportó por retenciones; hoy tiene una alícuota del 30%.

Marcos Rodrigué, presidente de uno de los grupos de siembra más importantes del país con 45.000 hectáreas, ex presidente de la Asociación Argentina de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (Aacrea) y actual intendente con tercer mandato de Inriville en esta provincia, cuestionó que los recursos obtenidos por la Nación en los últimos 15 años vía retenciones, que ejemplificó con el caso de su empresa, “no hayan servido para nada”.

Con buena parte de la zona núcleo del país bajo el agua, con pérdidas estimadas para el campo por US$ 1750 millones, Rodrigué usó su cuenta de Twitter para plantear que “en 15 años, el gobierno me sacó, vía retenciones, 1200 millones de pesos, ganara o perdiera plata”.

“Es una locura que no haya servido para nada, sólo para aumentar las arcas de esta manga de chorros”, señaló. Y agregó: “Deberían estar presos todos estos delincuentes: sin Justicia no hay República, ni democracia, ni nada”.

Arrobando al ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile, al gobernador cordobés Juan Schiaretti e inclusive al presidente Mauricio Macri, afirmó: “Agricultores fundidos, aumento de pobreza. Deberían estar presos todos estos delincuentes”.

Entre 2003 y 2015 el campo aportó por retenciones US$ 100.000 millones. LA NACION intentó hablar con Rodrigué, pero la respuesta de allegados fue que se encuentra de viaje.

El año pasado Rodrigué protagonizó unenfrentamiento con la multinacional Monsanto por el cobro de su tecnología Intacta en soja, resistente a insectos.

El productor despachó soja de sus campos en en el Norte que terminó en la cerealera Oleaginosa Moreno. Allí se hizo un test y como se detectó Intacta, Monsanto le envió facturas de 15 dólares por tonelada.

Dijo que pagó por la tecnología en la compra de la bolsa de semilla en las campañas 2013/2014 y 2014/2015 y amenazó con un amparo si la empresa le practicaba la retención en el puerto.

MAS RECLAMOS

Por su lado, LA NACION accedió a los pedidos que hace un año productores y vecinos de Cavanagh (localidad del departamento cordobés de Marcos Juárez) le escribieron al ministro Rogelio Frigerio reclamándole que la Nación interviniera en la “catástrofe hídrica” que vivía la zona y que supervisara “con profesionales altamente idóneos” lo actuado por Córdoba y Santa Fe.

La carta fue entregada el 4 de mayo y un mes después recibieron la respuesta de Pablo Bereciartua, subsecretario de Recursos Hídricos de la Nación: “Su requerimiento debe ser canalizado por la provincia. Debía presentar el proyecto de obra y la evaluación de impacto para tramitar financiamiento”.

En tanto, Alita Davobe (h) productora de San Francisco de Santa Fe, a 35 kilómetros de Venado Tuerto- ratificó a LA NACION que se hicieron numerosas gestiones, por ejemplo ante Hidraúlica para que se expida técnicamente sobre a qué cuenca pertenecían, ya que allí la cuenca de Las Mojarras se divide, para poder empezar a trabajar.

“Nunca nos dieron detalles, sólo conseguimos -a fuerza de presionar- echar piedras en el camino interdistrital. Hace tres años venimos así; un vecino terminó haciendo una obra con fondos que pusimos todos”.

El campo de los Dabove hoy es un reservorio de agua, ya que se estacionó la que viene desde la localidad de Caseratta que, a su vez, recibe la que baja de Córdoba.

 

Gabriela Origlia /LA NACION / Campo

Deja un comentario