Un tornado y la caída de granizo dañaron cultivos en Huinca Renancó

En la zona sur de Córdoba hubo pérdidas de trigo, avena, centeno y muerte de animales

Resultado de imagen para huinca renanco piedra

 El paso de un tornado y una intensa caída de granizo provocaron pérdidas en unas 2500 hectáreas productivas de Huinca Renancó, en el departamento General Roca, al sur de esta provincia, casi en el límite con La Pampa.

La zona ya había soportado dos fuertes tormentas la semana pasada y en la madrugada del domingo registró un tornado que duró cerca de media hora. Las ráfagas de viento fueron tan intensas que arrastraron una sembradora en el área rural, mientras que en la urbana destruyeron un geriátrico, volaron el techo de un supermercado y de una herrería.

Gustavo Veiner, presidente de la delegación local de la Federación Agraria, explicó que -aunque todavía se están relevando los daños- el área más golpeada tiene un “mínimo” de 15 kilómetros de ancho por 170 kilómetros de largo.

Un tornado afectó una amplia extensión de campos en Huinca Renancó F

Un tornado afectó una amplia extensión de campos en Huinca Renancó 

“Se perdieron lotes de trigo, avena, cebada, centeno y pasturas de base de alfalfa. También hubo daños en los criaderos de cerdos, donde murieron animales. Hay que sumar que, en muchos puntos, el temporal destruyó reservas de rollos de alfalfa”, dijo.

Los productores están acercando los datos de las pérdidas a distintas instituciones como Federación Agraria, Sociedad Rural, Centro de Ganaderos de Villa Huidobro y Buena Esperanza además de a la agencia Inta y a la delegación de General Roca del Ministerio de Agricultura y Ganadería provincial.

Veiner describió el panorama como “desolador” en todos los sectores por donde pasó el tornado, que nació en Fortín de la Patria, en San Luis y siguió por Buena Esperanza, Villa Huidobro, Huinca Renancó y después por las localidades pampeanas de Ranqueles y Pincén.

“En esa línea los mayores daños fueron en Huinca Renancó por la fuerza de los vientos huracanados que provocaron roturas de techos, pérdida de sembrados, muerte de animales y -por la lluvia- se anegaron las entradas a las quintas”, precisó.

El sábado se registró una fuerte granizada que afectó a cientos de hectáreas con cultivos en el centro norte de Santa Fe que provocó pérdidas del trigo próximo a cosechar y del girasol y el maíz.

La Nación / Campo

Deja un comentario