UNA EXPLICACIÓN A LOS NÚMEROS ROJOS DEL CAMPO.

Con  la caída internacional de los precios de los granos, los productores necesitan vender más toneladas de maíz y soja para comprar la misma cantidad de insumos clave para producir que hace cuatro meses.

Requieren, respecto de noviembre pasado, desprenderse de hasta casi un 10% más de productos. Peor aún, en algunos rubros deben destinar hasta un 48% más de granos que hace tres años.

Varios de los principales insumos no bajaron en estos últimos meses, pero sí la soja y el maíz, y así se deterioró el poder de compra de los productores.

“Los precios de los granos han caído en forma importante. La soja vale unos 60 dólares menos que a igual fecha del año pasado y el maíz, unos 30 dólares menos. En este contexto, empeoraron las relaciones insumo-producto. Con la caída de los granos hay que vender más para adquirir la misma cantidad de insumos”, afirmó Sebastián Gavaldá, presidente de la consultora Globaltecnos.

022

En maíz, en noviembre pasado con 4,39 toneladas de este cereal, el productor adquiría una tonelada de urea, un fertilizante usado en la producción. Ahora, para comprar una tonelada del fertilizante necesita vender 4,72 toneladas del cereal, un 7,5% más.

Si la comparación se hace con el promedio de los últimos tres años, que da 3,66 toneladas de maíz necesarias para adquirir una de urea, hoy se debe contar con un 29% más del cereal que el promedio de la serie.

Para el fosfato diamónico, otro fertilizante clave, en noviembre de 2014 con 5,36 toneladas de maíz el productor se llevaba una de este insumo. Ahora debe vender 5,68 toneladas del grano para conseguir una tonelada de este insumo, un 6 por ciento adicional.

En tanto, comparado con el promedio de los últimos tres años, que registra 4,36 toneladas necesarias de maíz para comprar una de fosfato diamónico, hoy el productor requiere un 30% más de maíz versus ese promedio.

En el caso del gasoil se observa un fuerte contraste si se aprecia lo que se requiere comercializar para adquirir 100 litros respecto del promedio de los últimos tres años. En la actualidad, con 1,28 toneladas de maíz hace falta un 48% más que el promedio de la serie, que registra 0,86 toneladas (860 kilos).

soja (1)

En soja, el principal cultivo del país, la relación insumo-producto también se deterioró y los productores deben desprenderse de más granos si apuntan a conseguir la misma cantidad de insumos.

Hoy deben destinar 2,27 toneladas de la oleaginosa para conseguir una del fertilizante fosfato diamónico. En noviembre último necesitaban 2,20 toneladas. Es decir que ahora tienen que comercializar 3,1% más de soja. Mientras tanto, contra el promedio de los últimos tres años, de 2,06 toneladas, deben vender un 10% más de soja.

El empeoramiento del poder de compra se marca aún más cuando se contrasta con la situación promedio de los últimos tres años en urea y gasoil.

En el caso de la urea, la relación de los últimos tres años da 1,73 toneladas de soja para comprar una de urea. Pero hoy, con 1,89 toneladas hace falta un 9% más de soja.

Para el gasoil, hoy se necesitan vender 0,51 toneladas (510 kilos) de soja para adquirir 100 litros del combustible. Como el promedio de los últimos tres años da 0,40 toneladas (400 kilos), ahora hace falta un 27% más de la oleaginosa.

Fuente: Diario La Nación.

Deja un comentario