Vuelve un clásico: El Garbanzo pisa fuerte en el Norte Córdobés.

La cosecha de garbanzo llega a su etapa final. En el Norte cordobés las trilladoras trabajan a destajo para levantar una cosecha que ha generado muy buena expectativa entre los prodcutores. El actual estado de los cultivos revela que en materia de manejo, con ayuda del clima, las condiciones finales parecen ser óptimas.

img-20161208-wa00011

El Ingeniero Agrónomo Daniel Chincuini, de la Cooperativa Máximo Paz de Cañada de Luque, comentó a MundoAgro que el garbanzo que se está recibiendo en la Cooperativa (agente de acopio y comercialización en esa región del Departamento Totoral) es de muy buen calibre: “8 y 9 de calibre, con importantes volúmenes de cosecha en algunos campos, y ha quedado atrás el calibre 7, que es el que menos valor comercial tiene”, destacó el profesional.

img-20161208-wa00041

Estos datos se desprenden del avance de recolección en esa región. Según Chincuini, “se han cosechado rindes superiores a los esperados, con unos 30 qq promedio por ha, cuando ya se ha avanzado en un 70% de cosecha de garbanzo”.

img-20161208-wa00131

MundoAgro visitó uno de los campos donde se trabaja en la cosecha en cercanías de Cañada de Luque. El responsable del cultivo en ese establecimiento, Andrés Flood, relató que “mi campo tuvo una buena campaña de garbanzo, producto de una serie de medidas de manejo que mejoran el rendimiento”. Flood comenzó a practicar el cultivo de garbanzo en tiempos en que las medidas del gobierno de Cristina Fernández hicieron inviable el cultivo de trigo.

img-20161208-wa00031

“Comenzamos con la inoculación en semilla (del tipo Norteño, la variedad que mejor responde en la región) y realizamos cada paso para mejorar las condiciones de implantación y el manejo sanitario, que es clave”, sostiene Flood en la explicación. “Monitoreamos al detalle el avance del cultivo, pues pretendemos evitar todo evento que pueda perjudicar el desarrollo del grano”. El mismo productor reconoce que aprendieron en el Norte acerca de este cultivo a fuerza de acierto y error, en una prueba que les llevo varios años de ensayos y capacitaciones. Aunque el paquete tecnológico es de importante costo, los resultados pueden llegar a ser muy buenos.

img-20161208-wa00021

La cuestión de la calidad es fundamental para la comercialización del garbanzo. “El grano que se extrae de la vaina debe estar en perfectas condiciones y sin manchas de ningún tipo”, asegura el Ingeniero Daniel Chincuini. “En la Cooperativa Máximo Paz estamos viendo garbanzo de muy buen calibre. De eso depende – de su calidad – el precio que se  puede obtener en su comercialización: hoy estamos viendo que algunos garbanzos llegan a los u$s 700 la tonelada. Un buen precio para quienes han invertido y trabajado mucho para obtener este garbanzo de calidad, que suele no ser un cultivo sencillo”.

 

 

Deja un comentario