BCCBA: Exportaciones de Maíz, récord en los primeros ocho meses

Las exportaciones argentinas alcanzaron USD 37.229 millones, de los cuales el 44 % se atribuyen al complejo sojero, maicero y triguero. En este período, tanto el Maíz como el complejo triguero alcanzaron ventas al exterior con volúmenes importantes, exportando 28,9 y 9,6 millones de toneladas respectivamente.

Durante los primeros ocho meses de 2020, en función del contexto internacional derivado por la pandemia del COVID-19, las exportaciones argentinas alcanzaron los USD 37.229 millones, lo que representa una caída del 12% respecto al mismo período del año anterior. Al descomponer en grandes rubros se observa que los productos primarios presentaron un mejor desempeño que en el acumulado a agosto de 2019, incrementando en USD 1.164 millones. Por otro lado, los tres rubros restantes (MOA,
MOI y Energía y Combustibles)1 observaron una disminución respecto al período anterior. Las manufacturas de origen agropecuario cayeron un 9%, mientras que las manufacturas de origen industrial disminuyeron un 33% y el rubro de combustibles y energías un 24%.
Sumando el rubro de productos primarios y manufacturas de origen agropecuario, la cadena agroindustrial es la principal generadora de divisas para el país, con un aporte de USD 26.858 millones durante los primeros ocho meses de 2020, es decir, el 72% del total de las exportaciones.

Del total exportado en el acumulado a agosto de 2020, un 27% fue contribución del complejo sojero, 12% del maíz y 5% del complejo triguero, por lo que la suma de estos tres grupos concentró el 44% de las
exportaciones totales. Durante este período, las exportaciones de estos complejos agrícolas crecieron un 3% respecto al mismo periodo del año anterior, lo que implicó un incremento de USD 408 millones. Tal
crecimiento se dio en un contexto donde los demás rubros disminuyeron sus exportaciones, por lo que el sector primario fue el responsable de motorizar los ingresos de divisas al país.

EXPORTACIONES DE SOJA Y SUS DERIVADOS
Las exportaciones del complejo sojero representaron USD 9.910 millones en los primeros ocho meses del año, lo que es un 1% inferior a lo obtenido durante el mismo período del 2019. Con respecto al volumen comercializado, el poroto de soja incrementó sus ventas en 6,4 millones de toneladas, es decir, un 22% respecto al acumulado de la campaña anterior. Por otro lado, las exportaciones cayeron un 1% para el aceite y 12% en el caso de la harina, que conjuntamente representaron una disminución de 2,3 millones de toneladas.

En lo que respecta al precio del poroto de soja y sus subproductos, se vio un leve incremento en comparación al acumulado a agosto de 2019, con una suba del 4% para el poroto, del 1% para la harina y del 5% para el aceite. Aun así, esta mejora en los precios no compensó la caída en las ventas, y el valor total exportado decreció en USD 114 millones, un 1% por debajo del mismo período en 2019.
Analizando la composición de las ventas al exterior del complejo sojero, el harina es el componente que más contribuyó, con una participación del 53% en las ventas al exterior, seguido por el aceite y finalmente el poroto sin procesar, que representaron el 25% y 22% respectivamente.

En relación con los destinos de las ventas al exterior, el poroto sin procesar tuvo como destino principal a China, que absorbió el 82% de las exportaciones de los primeros ocho meses del año. En el mercado de
aceite de soja, India y Egipto lideran los embarques, con el 55% y el 7% respectivamente. Finalmente, la harina de soja encuentra un mercado más diversificado, exportando principalmente a Vietnam e Indonesia, representando el 18% y 8% de las ventas al exterior, respectivamente.

Fuente: Bolsa de Cereales de Córdoba

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.